Cómo limpiar tu cafetera: 5 errores que podrían afectar el sabor del café

Limpiar tu cafetera es un acto de cariño y respeto para esa fuente que cada mañana te brinda el café caliente que tanto deseas. Aprende de 5 errores que podrías cometer y que, sin darte cuenta, afectan el sabor de la bebida

Cómo limpiar tu cafetera

Nunca te conformes con limpiar solo la jarra de tu cafetera, porque hay otros elementos que también son muy importantes. Crédito: Shutterstock

Por flojera o desconocimiento de su importancia, por las razones que sean, es momento de que aprendas a limpiar tu cafetera. Y una de las mejores formas de hacerlo es detectando los errores que quizás cometes a diario, y que además de afectar el sabor de tu café, podrían enfermarte.

Una taza de café caliente por la mañana es uno de los hábitos más simples y placenteros que nos regala el día, por lo que esa fuente que nos brinda la maravillosa bebida (tu cafetera) merece ser tratada con cariño y respeto.

5 errores al limpiar tu cafetera que afectan el sabor del café

Solo limpias la jarra

1

Es seguramente el error más típico al momento de limpiar una cafetera o máquina de café. Claro, como es el recipiente donde reposa el líquido ya preparado, lo demás parece limpiarse solo, ¿no? pues la realidad es otra.

Jamie Hickey, una experta en preparaciones de café y fundadora de la guía online Coffee Semantics, aconseja limpiar “todas las partes extraíbles de la cafetera y remojarlas en agua caliente y jabonosa durante al menos 15 minutos”.

Advirtió que la cafetera es uno de esos lugares de la cocina donde se esconden los hongos y bacterias, por lo que no limpiarla correctamente “afecta negativamente el sabor e incluso puedes enfermarte”.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

No limpiarla lo suficiente, la jarra

2

Otro error típico que podrías cometer debido a la frecuencia con la que usas la cafetera. No te conformes solo con enjuagarla, porque el recipiente acumula manchas de café que pueden adherirse y será más complicado de retirarlas.

Lo correcto es limpiarla regularmente y dejándola siempre boca abajo, sobre una toalla de papel, para que se seque. En caso de que aparezcan las manchas, la barista Jamie Hickey recomienda usar bicarbonato de sodio para eliminarlas.

No descalcificar tu cafetera

3

Este proceso consiste en limpiar el exceso de minerales y aceites de café, además de gérmenes y bacterias que se acumulan dentro de tu máquina de café.

Para descalcificarla solo tienes que aplicar una mezcla de agua con vinagre o bien con un polvo que sirva para esta tarea. Y lo más recomendable es hacerlo al menos una vez cada 30 días.

Usar una esponja metálica

4

Este objeto simplemente raya y arruina tu máquina de café, así que nunca lo apliques para la limpieza del aparato.

Abe Navas, quien es gerente general de Emily’s Maids, un servicio de limpieza de casas en Dallas, repudia la idea de usar una esponja metálica para este trabajo. “Quédese con otras herramientas menos duras para poder limpiar”, reiteró.

Dejar pasar los filtros

5

La idea es que limpies el lugar donde colocas estos filtros, ya que “es una de las áreas con mayor tráfico de agua, lo que incluye aceite de café, cal y hasta moho”, dice Abe Navas.

Cuando no se limpia correctamente esta zona de tu cafetera, el café automáticamente va a adquirir un sabor amargo y tardará más tiempo en prepararse.

El método de remojo en agua caliente jabonosa, recomendado por la barista Jamie Hickey, es perfecto para cumplir con la tarea y lograr que tu café mantenga un sabor puro y fresco.

Te puede interesar:

En esta nota

limpieza del hogar

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain