Qué es el ‘hardballing’ en una primera cita: cuando expresas tus objetivos románticos en ese primer encuentro

La coach Susan Winter, experta en parejas, afirmó que está bien expresar en una primera cita que quieres una relación seria o que no buscas hijos por el momento. Sin embargo, la clave del 'hardballing' se basa en la asertividad

primera cita

El exceso de sinceridad en una primera cita puede acabar con todo en una sola palabra o gesto. Crédito: Shutterstock

La sinceridad en una primera cita es una de las claves para que ese encuentro romántico tenga éxito. Pero llegar a soltar de inmediato tus intenciones y objetivos románticos de una posible relación en el futuro, no es precisamente el acto sincero que la otra persona está buscando, lo que equivale a un riesgo que se denomina ‘hardballing’.

‘Hardballing’ es una palabra compuesta que significa “jugando duro”, pero en este escenario se interpreta como “citas con intención”. Si bien la honestidad supone un clamoroso triunfo en una primera cita, se tiene que buscar el equilibrio entre lo que es válido mencionar y aquello que es apresurado. De hecho, hay hasta 5 temas que NUNCA debes tocar en este tipo de encuentros.

La coach Susan Winter, experta en relaciones de pareja, pensamiento superior y autora del libro Permitiendo la magnificencia, afirma que “la mayoría de nosotros tenemos miedo de ser honestos sobre lo que queremos”. En este sentido, señala que cuando alguien busca una relación o un matrimonio serio y duradero, se cohíbe de expresar “para no sonar necesitado o desesperado”.

Si buscas una relación seria, dilo en la primera cita. Si no está buscando tener hijos, expréselo desde el principio. Ese es el punto clave del ‘hardballing’, aunque también debe hacerse con inteligencia. Aquello de llegar a un primer encuentro y expresar que deseas un matrimonio con tres hijos puede llevarte a disfrutar de la cena en completa soledad. Entonces…

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Cómo aplicar el ‘hardballing’ en una primera cita sin asustar a la otra persona

Quizás una de las primeras recomendaciones es no ofrecer detalles ni enfatizar demasiado. Es decir, es válido mencionar que estás dispuesto a una relación duradera o que te gustaría probar cómo funciona una relación abierta, por ejemplo, en lugar de profundizar en cómo te gustarían esos escenarios.

Más que honestidad, que evidentemente la hay, estás manifestando asertividad y eso en una primera cita es muy valioso. Esto les ahorra perder el tiempo en indagar qué diantres quiere la otra persona, tienen claridad en sus intenciones y reduce la posibilidad de malos entendidos.

La coach Susan Winter expone que las frases como “dejemos que esto fluya” indican que podrías no estar claro en tus objetivos amorosos e intenciones. “La relación podría avanzar en movimiento circular y en un viaje a ninguna parte”, dijo.

“Para un gran número de personas, el permiso para ser honesto y directo (‘el hardballing’) sería un gran alivio”, aseguró la experta en relaciones de pareja.

Asimismo, aconseja evitar los “interrogatorios” en una primera cita, ya que luce extraño, incómodo y antinatural. Esto definitivamente no tiene nada que ver con el ‘hardballing’. Quizás podrías preguntarle cómo imagina su vida en unos años, pero que te detalle su plan de vida es invasivo y desubicado.

La coach Susan Winter acota que con la apropiada honestidad y la dosis justa de valentía, en una cuarta o quinta cita romántica “deberías poder saber si están en la misma página” en cuanto a temas como la idea de formar una familia, tener hijos, estrategias financieras y, por qué no, si están deseosos de pasar algún día por el altar.

Si vas con la intención de salir y obtener lo que quieres y mereces, es más probable que acabes con una persona que persiga los mismos objetivos románticos que tú.

Te puede interesar:

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain