Mi novio me propuso una relación abierta y yo no quiero: qué debo hacer

Similar al llamado poliamor o los "amigos con derechos", si tu novio te propuso tener una relación abierta está solicitando y concediendo el permiso para salir con otras personas sin la acusación de una infidelidad

Mi novio me propuso una relación abierta

Ten mucho cuidado de transitar por el camino de una relación abierta, repleta de confusiones y triángulos amorosos. Crédito: Shutterstock

“Macarena” tiene dos años de relación con su novio “Marcos” y este le ha hecho una propuesta que además de sorpresiva le ha resultado insólita: tengamos una relación abierta. Aunque lo mencionó con absoluta seriedad e incluso con argumentos de que era para “escapar de la monotonía”, ella no desea aceptarlo y también se siente confundida ante semejante idea.

Si estás atravesando por una situación similar a la de “Macarena”, lo primero que debemos definir es el significado de relación abierta, el cual se ha expandido con el famoso concepto del poliamor.

La propuesta de una relación abierta quiere decir que tu pareja está solicitando y concediendo el permiso de salir con otras personas. Dependiendo del “acuerdo”, estos encuentros pueden incluir actos apasionados como besos y hasta la posibilidad de tener relaciones sexuales.

La única condición que se establece es que la persona que propuso la relación abierta continúa siendo tu “pareja legal”, por así decirlo. Asimismo, se establecen normas como el uso de preservativo en la sexualidad y no involucrar amigos o parientes en común.

Te sorprendería saber que hay cientos de personas dispuestas a tener este “juego amoroso” muy similar al de los llamados amigos con derechos. Sin embargo, es comprensible que tanto a ti como a “Macarena” la idea les parezca insólita y absurda.

De acuerdo al portal La Mente es Maravillosa, “la relación abierta no considera la monogamia para mantener un vínculo sano y estable”.

Qué debes hacer si no quieres tener una relación abierta con tu pareja

El primer paso lo has dado, que es informarte sobre este tipo de relaciones afectivas que no están hechas para todos, ya que apartan los sentimientos y emociones para priorizar la sexualidad. Cabe destacar que acá no se acusa ni se señala de infidelidad, debido a que hay un “previo acuerdo”.

Lo segundo es que tengas una seria conversación con tu pareja para que exponga las razones por las quiere adentrarse en este tipo de relación. También debemos advertirte que una vez que lo ha propuesto, su amor y respeto hacia ti queda entredicho.

Si desea salir con otras personas y tú no, ha llegado el momento de tomar una decisión. Acá tienes dos opciones, convencerle de que mantengan su monogamia como gesto de afecto y respeto o definitivamente poner fin a la relación.

El mejor consejo que podemos darle a “Macarena” y a ti es que no tomes un camino por el que no quieres transitar solo por compromiso o miedo a la ruptura amorosa. Este tipo de sacrificios podrían convertirse en una fuente de sufrimiento y lo estarías considerando por alguien que no quiere ofrecerte exclusividad.

Recuerda además que en las relaciones abiertas suelen producirse confusiones, triángulos amorosos y el eterno riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

También te puede interesar: Me prometió que dejaría a su esposa para estar conmigo y no lo hizo: cómo huir de ese triángulo cuanto antes

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain