Dormir juntos o separados: 44% de las parejas que comparten la cama tienen problemas en su relación, revela encuesta

De acuerdo al sondeo con 800 participantes, compartir la cama o no con la pareja es un factor que puede ser una fuente importante de estrés en una relación, lo que pone a prueba la misma

Dormir juntos o separados

Según los resultados, el principal problema de las parejas para compartir la cama eran los ronquidos. Crédito: Freepik

Indistintamente si estás en matrimonio o concubinato, cuando una pareja comienza a compartir la cama todos los días surgen eventualidades que pueden mejorar o perjudicar una relación. De allí proviene la gran pregunta: ¿dormir juntos o separados? Lo más lógico es que al inicio la compartan, pero según los resultados de una encuesta, esto con el tiempo podría cambiar.

De acuerdo a un sondeo reciente, practicado por la empresa de colchones Naturapedic, este factor puede ser una fuente importante de estrés en una relación, lo que pone a prueba la misma.

Patadas, ronquidos, hablar dormido, encimarse a la pareja, “robar” la cobija, babear las almohadas o incluso una inesperada flatulencia son motivos que causarían un problema de pareja que podría “borrar el amor” de forma parcial. Sin embargo, con el tiempo humanamente molesta. Pero veamos qué arrojó la encuesta:

44% de las parejas que comparten la cama tienen problemas en su relación

La compañía de colchones conversó con 800 personas sobre sus hábitos de sueño. En este sentido, 400 de ellas señalaron que tenían “una relación saludable a largo plazo” con una pareja con la que ya no compartían la cama, mientras que las otras 400 afirmaron que aún duermen con ese ser querido.

Los resultados arrojaron que el 44% de los participantes que aún compartían la cama a diario con su pareja cuestionaron la relación por las costumbres y disposiciobes al momento de dormir.

La doctora Mary Jo Rapini, especialista en relaciones amorosas e intimidad que ejerce su profesión en Houston, explicó que “si bien hay beneficios de dormir juntos, los problemas para dormir o los hábitos de cama molestos de uno de los miembros de la pareja pueden afectar al otro”. Asimismo, afirmó que estos factores “aumentan la producción de cortisol, la hormona del estrés, causando problemas que afectan la relación”.

La mayoría de los encuestados afirmó que sus relaciones en pareja eran tranquilos y pacíficas cuando compartían la cama despiertos, sin embargo, el escenario se volteaba al momento de dormir.

Respecto a los inconvenientes que mantenían con su novi@ o cónyugue, el estudio detalló que en el 78% de los casos el problema principal eran “los ronquidos”. Otro 71% también mencionó los “horarios de sueño conflictivos” y un 58% dijo que “no había acuerdo en las preferencias de temperatura de sueño”.

Te puede interesar: Tener hijos antes del matrimonio duplica el riesgo de divorcio, estudio revela por qué

¿Dormir separados es la solución?

De los 800 voluntarios que colaboraron con la encuesta, más de la mitad informó sentir menos estrés gracias a que ya no comparte la cama con la pareja. ¿Pero qué tan fácil es tomar esta decisión? pues para muchas personas que están en una relación feliz, la idea de mudarse a otra habitación o dormir en colchones separados es insólita, e incluso absurda.

Sin embargo, los números no mienten. Cuando Naturapedic les preguntó cómo cambiaron sus estados de ánimo después de que dejaron de compartir la cama con su pareja, el 59% informó sentirse menos estresado.

Los expertos también consideran que para llegar a este punto en una relación, el factor clave para que funcione es la comunicación, pues en previo acuerdo podría dar resultados asombrosos y sin que afecte otros aspectos del noviazgo o matrimonio: sexualidad, convivencia, división de gastos, etc.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain