Cómo debes preparar tus sopas si quieres bajar de peso: 5 consejos de un dietista

Preparar tus sopas no es calentar agua y añadir sobres instantáneos, lo ideal es que hagas tu propia receta y obtener los beneficios de un caldo saludable, bajo en sodio y calorías si quieres bajar de peso

Sopas para bajar de peso

Mientras más ingredientes masticables tenga tu sopa, mayor será la sensación de saciedad, lo cual es vital para bajar de peso. Crédito: Freepik

Ahora que se nos viene la temporada de invierno, la calentura de una exiquisita sopa seguro va a estar añadida en el menú hogareño. Sin embargo, ¿has aprendido la lección y te convenciste de prepararlas en casa? Además de ser lo más sano para tu cuerpo, es una recomendación vital para quienes están cumpliendo el objetivo de bajar de peso.

La doctora Lindsey DeSoto, dietista y propietara de The Dietitian Momma, aconseja incluir “sopas de vegetales” en los planes alimenticios, gracias a sus bajas calorías y el mix imperdible de nutrientes.

Preparar una sopa no es calentar agua y añadir un sobre instantáneo, de hecho, es un platillo que requiere de cierto “arte” en la cocina. Lo ideal es que obtengas todos los beneficios de un caldo saludable, cuidando las porciones de sodio, calorías y cada uno de los ingredientes que utilizas.

De la mano de la especialista, te ofrecemos algunos “trucos” que puedes (y debes) emplear al momento de elaborar una sopa. Estos son:

5 hábitos que debes considerar al preparar sopas si quieres bajar de peso

Haz tu propio caldo y controla el sodio

1

La clave de hacer tu propia sopa es que controlas cada ingrediente, cada condimento y cada miligramo de sodio que entra en ella.

La doctora DeSoto apunta que siempre recomienda a sus pacientes es que tengan precaución con los caldos prefabricados. “Siempre es mejor hacerlo tú mismo para monitorear la cantidad de sodio que contiene. Además, no hay nada mejor que concentrarse en los sabores naturales que incluso dejan la sal en un segundo plano”.

En caso de optar a un caldo prefabricado, al menos chequea que sea muy bajo en sodio. Es lo más saludable si estás bucando perder peso.

Haz una sopa donde debas masticar

2

Vegetales, proteínas, legumbres y todo aquello que debas masticar es perfecto para tirarlo a la olla y divertirte con los sabores. No olvides que el acto de mover los dientes es lo que va a promover psicológicamente tu saciedad, un “truco” vital en tu objetivo para adelgazar.

“Las sopas estilo consomé que que no tienen nada masticar solo te dejarán insatisfecho y sentirás hambre muy pronto”, explica la dietista.

Evitar las cremas

3

En el mercado abundan: de brócoli, maíz, champiñones, espárragos, pollo, tomate, camarón… de todo. Sin embargo, por lo general estas sopas cremosas tienen calorías, grasas y sodio en altas cantidades, por lo que no es recomendable añadirlas. Y ni hablar de las sopas instantáneas, que son muy poco saludables.

Como ya reiteramos en el primer consejo, lo primordial es que preparas tu priopio caldo.

Añade vegetales sin almidón

4

La razón principal es que el almidón es un carbohidrato de lenta absorción en la dieta, por lo para perder peso es fundamental que elijas aquellas que no lo tienen, como: repollo, coliflor, judías verdes, apio, berenjena, arvejas y alcachofa.

“No solo son bajas en calorías, sino también son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes”, afirma DeSoto.

Toma sopas con frecuencia

5

Y más que un “truco” es una recomendación de cualquier dietista, ya que las sopas caseras y bien preparadas son exquisitamente saludables.

De acuerdo a un estudio publicado en The Journal of Nutrition, las personas que consumen sopa a menudo tienen “una mejor calidad de dieta y un menor riesgo de obesidad”.

En esta nota

bajar de peso dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain