COVID: cuán segura es la vacuna para los niños entre 5 y 11 años

Uno de cada cuatro padres en Estados Unidos, el 24%, dice que definitivamente no vacunará a su hijo de entre 5 y 11 años contra COVID, de acuerdo con la Kaiser Family Foundation

Vacunar niños de 5 a 11 años, Estar Mejor

Expertos de la FDA coincidieron en que los beneficios de vacunar a los niños entre los 5 y 11 años de edad superan los riesgos. Crédito: Pexels

Expertos de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) dieron el visto bueno a la vacuna de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, Comirnaty, para los niños entre los 5 y 11 años de edad.

El comité dio luz verde a la recomendación, con 17 votos a favor y tan solo 1 abstención. Coincidieron en que los beneficios de vacunar a los niños superan los riesgos, reseñó US News.

Previamente, Pfizer aseguró que la efectividad de su inmunizante es de 90.7% para los niños que recibirían una dosis inferior (10 microgramos) a los otros grupos etarios.

Para los primeros días del mes de noviembre se espera que FDA y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) tengan un veredicto para inocular a este grupo de niños.

¿Cuán seguro es vacunar a los niños entre los 5 y 11 años con Comirnaty?

Los riesgos que más asustan a los padres a la hora de vacunar a sus hijos entre los 5 y 11 años de edad son la miocarditis, una inflamación del músculo cardíaco y la pericarditis, una inflamación alrededor del corazón, que ha aparecido ocasionalmente en adultos más jóvenes que recibieron la vacuna.

No obstante, no hubo casos de miocarditis o pericarditis en el ensayo infantil que evaluó a 4,500 niños, de los cuales 3,000 recibieron la vacuna y 1,500 recibieron un placebo.

"Un estudio de 3.000 niños que recibieron la vacuna es en realidad un grupo bastante bueno si se buscan efectos secundarios bastante comunes"

Emanuel Walter Jr. Doctor y director médico del Instituto de Vacunas Humanas de Duke y profesor de pediatría en la Facultad de Medicina de Duke en Durham, Carolina del Norte

En realidad, los efectos secundarios que presentaron algunos de los participantes en el estudio son los mismos de los adultos y que no son para preocuparse: fiebre y malestar general al día siguiente.

Respuesta inmune de los niños es proporcional

Se compararon los niveles de protección de anticuerpos en los niños de 5 a 11 años con los niveles observados en niños mayores y adultos de hasta los 30 años.

Los resultados mostraron que este grupo de niños producían niveles de protección similares a los de las dosis mayores proporcionadas a niños mayores y adultos.

El doctor Walter aconsejó que si tiene un hijo de 11 años y está considerando esperar hasta que cumpla 12 para recibir la dosis mayor, no lo haga, reportó CNN Health. Mejor que reciba el tercio de la dosis correspondiente a su edad y cuente con la protección y los beneficios de la vacuna desde ahora.

La decisión de los padres sobre vacunar a los niños pequeños: estadísticas

Una encuesta realizada por la Kaiser Family Foundation encontró que alrededor de un tercio de los padres, 34%, dicen que vacunarán a sus hijos de 5 a 11 años “de inmediato” una vez que se autorice la vacuna para su grupo de edad.

Mientras que aproximadamente un tercio, 32%, dijo que “esperará y verá” cómo funciona la vacuna antes de vacunar a sus hijos de este grupo etario; y uno de cada cuatro padres, 24%,  dice que definitivamente no vacunará a su hijo de 5 a 11 años.

Beneficios de vacunar a los más pequeños de la casa

Muchos padres se preguntan que si los niños con frecuencia no presentan una enfermedad grave por la COVID-19, ¿por qué necesitan la vacuna?

Pero pasa que con el aumento actual de la variante Delta, los niños representan alrededor del 25% de los casos reportados de COVID-19.

“Desde julio, los casos pediátricos de COVID-19 han aumentado en aproximadamente un 240% en los Estados Unidos, lo que subraya la necesidad de vacunación para la salud pública"

Albert Bourla Presidente y director ejecutivo de Pfizer

Después de estar completamente vacunado, es decir, dos semanas después de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, tu hijo estará más seguro para volver a hacer las cosas que quizás no pudo hacer durante la pandemia, como ir al colegio o reuniones a puerta cerrada, expone Mayo Clinic.

Se trata de prevenir que tu hijo se contagie de gravedad y que transmita el virus.

Además, no necesitará hacer cuarentena ni hacerse una prueba diagnóstica para la COVID-19 después de una exposición conocida si no tiene síntomas, con algunas excepciones para lugares específicos.

Sigue leyendo:

COVID: los CDC anuncian una “cuarta dosis” para pacientes inmunodeprimidos, cuándo pueden recibirla

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain