Ortorexia: Cuándo la obsesión por comer bien cruza los límites de lo saludable

La ortorexia malsana se caracteriza por sentimientos negativos sobre la comida como vergüenza, culpa y miedo, y fijaciones, compulsiones, preocupaciones e ideas sobrevaloradas sobre la comida sana

Ortorexia, Estar Mejor

La Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación advierte que la psicoterapia puede ser necesaria para aumentar la variedad de alimentos consumidos y la exposición a alimentos que provocan ansiedad o miedo.

Orientarse a comer comida sana es una capacidad loable que desarrollan muchas personas a la hora de tener un estilo de vida más limpio, pero hay casos en los que la obsesión por comer bien cruza los límites de lo saludable.

Ortorexia nerviosa (a menudo abreviada como ortorexia) es el término médico para cuando los comportamientos motivados por una obsesión por la comida sana afectan negativamente la vida y la salud de una persona, reseñó The Beet.

El médico Steven Bratman acuñó el término hace más de 20 años, aunque todavía no se reconoce formalmente como un trastorno alimentario y los criterios de diagnóstico están en debate.

Signos de la ortorexia malsana

La Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación (NEDA, por sus siglas en inglés) enumera los signos y síntomas de advertencia de la ortorexia que las personas pueden detectar:

  • Comprobación compulsiva de listas de ingredientes y etiquetas nutricionales
  • Un aumento de la preocupación por la salud de los ingredientes
  • Eliminar un número cada vez mayor de grupos de alimentos (todo el azúcar, todos los carbohidratos, todos los lácteos, toda la carne, todos los productos animales)
  • Incapacidad para comer cualquier cosa que no sea un grupo reducido de alimentos que se consideran ‘saludables’ o ‘puros’
  • Interés inusual en la salud de lo que comen los demás
  • Pasar horas al día pensando en qué comida se podría servir en los próximos eventos
  • Mostrar altos niveles de angustia cuando los alimentos ‘seguros’ o ‘saludables’ no están disponibles
  • Seguimiento obsesivo de blogs de comida y ‘estilo de vida saludable’ en Twitter e Instagram
  • Las preocupaciones sobre la imagen corporal pueden estar presentes o no

Cabe destacar que se pueden identificar dos tipos de ortorexia:

La ortorexia nerviosa o malsana se caracteriza por sentimientos negativos sobre la comida como vergüenza, culpa y miedo, y fijaciones, compulsiones, preocupaciones e ideas sobrevaloradas sobre la comida sana.

La ortorexia saludable es cuando las personas tienen interés en una alimentación saludable y seleccionan alimentos por sus efectos positivos en el cuerpo y la mente.

“Los ortoréxicos comienzan comiendo bien y luego se vuelven obsesivos u obsesivos con la bondad, la pureza y cierta presunción. En su forma más extrema, la salud sufre, otros intereses disminuyen, las relaciones se ven afectadas y las cosas pueden volverse peligrosas”

Deanne Jade Psicóloga, fundadora y directora del Centro Nacional de Trastornos de la Alimentación en el Reino Unido 

Es decir,  la ortorexia saludable cruza la línea hacia la ortorexia nerviosa cuando afecta la vida, las interacciones sociales, la salud, el peso o la salud mental de alguien.

La NEDA advierte que la psicoterapia puede ser necesaria para aumentar la variedad de alimentos consumidos y la exposición a alimentos que provocan ansiedad o miedo. Por su parte, la psicóloga Jade aseveró que la atención no es médica, es psicológica.

Sigue leyendo:

Trastornos alimenticios en tus hijos: qué hacer y qué no cuando sucede

En esta nota

salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain