Vacunas contra COVID-19: 54% de los adultos en Estados Unidos no se atenderían con un médico no vacunado, revela encuesta

La cifra se elevó a 64% cuando se trataba de personas mayores de 45 años. Un total de 687 personas participaron en el sondeo realizado entre el 8 y 9 de julio de 2021

Vacunas contra COVID-19

Los usuarios fueron contundentes en la opción de "castigar" a un médico, que consciente de tener COVID-19, trabaje sin equipo de protección personal. Crédito: Freepik

La pandemia del Coronavirus ha sido objeto de cambios y adaptaciones en las costumbres sociales. La distancia social y la aplicación de alcohol gel ya no solo son medidas, sino un nuevo estilo de vida, tal como un saludo con los codos o las consultas médicas donde predomina el uso de mascarillas. En referencia a este punto, una encuesta reveló que más de la mitad de los estadounidenses se sentirían realmente incómodos si asisten a un consultorio donde el doctor no está vacunado contra el COVID-19.

El sondeo de WebMD/Medscape contó con 687 participantes, de los cuales el 54% expresó que no se sentiría “para nada cómodo” con un médico no vacunado, por lo que seguramente no se atenderían. En los mismos resultados, otro 9% seleccionó la opción “algo cómodo” y un 37% sorprendió con un “muy cómodo” ante dicho escenario.

Cuando se dividió la encuesta de acuerdo al sexo, la opinión de los internautas se mantuvo en la línea de coincidencia. En este sentido, 58% de mujeres y 57% de hombres señalaron que interactuar con un médico no vacunado sería inaceptable. Por su parte, 7% de ellas y 10% de ellos refirieron que estarían “algo cómodos” y otro 35% y 33% indicó que no les importaría si el especialista posee o no alguno de los antídoto.

Pero la diferencia de edad sí jugó un papel fundamental para distinguir el pensamiento de los encuestados. De acuerdo a los datos recopilados entre el 8 y 9 de julio de 2021, el 64% de las personas mayores de 45 años expresaron que no se sentirían cómodos en lo absoluto, oponiéndose al 46% de los menores de 45, quienes sí lo estarían.

53% de encuestados castigaría a un médico que siga trabajando pese a tener COVID-19

¿Deben ser castigados los proveedores de atención médica que expongan a otros compañeros o pacientes al COVID-19? Esta fue la nueva pregunta que la encuesta de WebMD/Medspace le formuló a los 687 usuarios. Y para obtener resultados más precisos la dividió en dos escenarios.

En el primero planteaba a un médico que pese a tener COVID-19 continuó trabajando y sin usar equipo de protección personal (EPP). El 82% de los participantes señaló que sí era digno de un castigo. Mientras que en el segundo caso la diferencia es que el doctor infectado sí utilizaba EPP, sin embargo, un 53% coincidió en que debía ser penalizado.

Médicos, asistentes, enfermeras, farmaceutas y otros trabajadores del sector salud también ofrecieron su punto de vista, en un sondeo realizado entre el 7 y 18 de julio con 2,498 profesionales. En su investidura y experiencia, el 90% de los encuestados indicó que el infectado por COVID-19 que trabaja sin EPP debe ser castigado con una suspensión ejemplar.

En los siguientes escenarios, los resultados que arrojaron los proveedores de atención médica difirieron en sus opciones y ninguno alcanzó el 50% para apoyar el castigo. No obstante, otro 55% coincidió en castigar a un profesional de salud que, sabiendo su infección por COVID-19, terminó contagiando a un paciente.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain