Coronavirus: informe privado de los CDC advierte que “ha cambiado la guerra” contra el COVID-19 y preocupa a los expertos

El documento son un conjunto de diapositvas que exponen datos preocupantes, entre ellos la capacidad que tienen las personas completamente vacunadas para transmitir la variante Delta

informe de los CDC

Cerca de 35,000 personas vacunas se infectan de COVID-19 cada semana, estimaron los CDC. Crédito: Mufid Majnun | Unsplash

La variante Delta y sus riesgos de contagio y peligrosidad parecen trascender mucho más allá de lo que han demostrado las investigaciones hasta ahora. Un documento federal de salud privado, perteneciente a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), ofreció nuevos datos sobre el Coronavirus y los funcionarios reconocieron que “ha cambiado la guerra” contra el COVID-19.

El informe consiste en una presentación con diapositivas, la cual no se ha difundido públicamente y a la que tuvo acceso The Washington Post. Allí los CDC expusieron cómo ha sido su lucha para que los estadounidenses cumplan con la vacunación y medidas de prevención, incluyendo la reanudación de las mascarillas, mientras los casos de COVID-19 han vuelto a aumentar rápidamente en el país.

La principal agencia de salud pública admitió que su mensaje para incentivar a la vacunación debe renovarse y enfatizar que es “la mejor defensa contra una variante tan contagiosa”, y que puede causar infecciones tan rápidas como el ébola o resfriado común.

El documento privado también citó un conjunto de datos, no publicados, que provienen de investigaciones sobre brotes recientes. Estos señalan que las personas vacunadas e infectadas con la variante Delta pueden transmitir el virus con la misma facilidad que un paciente no vacunado. “Tienen cargas virales mensurables similares a las que no están vacunadas y están infectadas con la variante”, apunta el informe.

Los CDC modificaron la guía de recomendaciones en base a los datos de este documento interno, dicen los expertos

El doctor Robert Wachter, presidente del Departamento de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco, expresó a través de un correo electrónico que el informe de los CDC le dejó “más preocupado” que antes, reseña The Post.

De acuerdo a los expertos, la actualización de esta semana en la guía de recomendaciones fue el preámbulo para lo que los CDC estaban por dar a conocer sobre la variante Delta y la lucha contra el COVID-19. Ahora las personas completamente vacunadas deben reanudar su enmascaramiento en espacios interiores, dependiendo del grado de posible contagio.

Según el medio, otra de las diapositivas señaló que las personas de mayor edad tienen un notable riesgo de hospitalización y muerte, en comparación con grupos más jóvenes, independientemente de su estado de vacunación. Y en una siguiente presentación, los CDC estiman que en Estados Unidos ocurren 35,000 infecciones por semana, entre los 162 millones de adultos que ya están inmunizados.

Asimismo, los CDC expusieron el “desafío” que representa comunicarse con la ciudadanía ante los casos de infección en personas vacunadas, lo que ha cuestionado la efectividad de los antídotos y que ha dejado “convencido” a un público de que ya no funcionan o que se requieren más dosis de refuerzo. Este miércoles, el fabricante Pfizer presentó los datos para evidenciar que la vacuna Pfizer/BioNTech requiere una tercera inyección para reforzar la respuesta inmune contra la variante Delta.

El funcionario federal de salud que habló con The Washington Post, y que prefirió mantener su anonimato, sugirió que se deberían esperar algunos días para publicar los datos que manejan los CDC. “Podrían resultar un sufrimiento innecesario, y como profesionales de salud pública no podemos aceptar eso”, dijo.

“Los vacunados están involucrados en gran medida en la transmisión de la variante Delta”

El doctor Jeffrey Shaman, epidemiólogo de la Universidad de Columbia, pudo revisar las diapositivas de los CDC y a través de un correo electrónico afirmó que uno de los grandes “problemas centrales” en la pandemia es que “las personas vacunadas probablemente estén involucradas en gran medida en la transmisión de la variante Delta”.

Según su criterio, la vacunación ahora parece “una protección personal”.

Por su parte la doctora Kathleen Neuzil, experta en vacunas de la Universidad de Maryland, sostuvo que si bien inmunizar a más personas continúa siendo la prioridad, es necesario cambiar la perspectiva de las personas en su relación con el virus, pues es muy probable que siga dentro de la humanidad en el futuro más cercano.

“Necesitamos cambiar hacia el objetivo de prevenir enfermedades graves y consecuencias médicas, y dejar de preocuparnos por cada virus detectado en la nariz”, enfatizó la especialista. “Creo que tenemos que sentirnos cómodos con el Coronavirus que no va a desaparecer”, añadió.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain