Vacunas contra COVID-19: una tercera dosis de Pfizer aumentaría hasta 11 veces la protección ante la variante Delta, según datos de la compañía

El fabricante de la vacuna Pfizer/BioNTech también destacó en su informe que después de una tercera inyección, los niveles de anticuerpos eran mucho más altos contra la cepa original del Coronavirus

Vacunas contra COVID-19

Cerca del 50% de la población en Estados Unidos está completamente vacunada contra el COVID-19. Crédito: Freepik

Tal como lo había prometido, la compañía Pfizer y fabricante de una de las vacunas más efectivas contra el COVID-19 ofreció los datos para respaldar su postura sobre por qué es necesaria una tercera dosis del antídoto Pfizer/BioNTech, en el objetivo de reducir el riesgo de contagio ante la variante Delta del Coronavirus. De acuerdo a sus estimaciones, una inyección adicional pueden impulsar “fuertemente” la respuesta de anticuerpos.

Tras publicar este miércoles el informe oficial, Pfizer ahora espera que haya una discusión con las autoridades de salud pública en Estados Unidos.

El pasado 12 de julio se realizó una reunión entre los funcionarios federales de salud y los ejecutivos de Pfizer, luego que el fabricante propusiera la necesidad de una tercera dosis. El ofrecimiento fue rechazado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), bajo el argumento de que los estadounidenses completamente vacunados no requerían la punción adicional. Tanto la FDA como los CDC emitieron una declaración conjunta.

“La administración está preparada para una dosis de refuerzo siempre y cuando la ciencia demuestre que son necesarias”, dijo en aquel entonces un portavoz de Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del país. Pfizer se comprometió a sí misma para ofrecer posteriormente los datos númericos y ahora los ha presentado.

Tercera dosis de la vacuna de Pfizer eleve hasta 11 veces la protección contra la variante Delta

En sus datos oficiales, la compañía sugiere que los niveles de anticuerpos contra la variante Delta que produce la vacuna Pfizer/BioNTech, en personas entre 18 y 55 años, serían cinco veces mayores después de una tercera dosis del antídoto.

La respuesta inmune se elevó aún más para el grupo entre 65 y 85 años, ya que la protección frente al COVID-19 fue hasta 11 veces más fuerte cuando se administraba una inyección adicional.

Hay un “potencial estimado para un aumento de hasta 100 veces en la neutralización de la variante Delta después de la dosis tres, en comparación con la dosis anterior”, escribieron los investigadores en las diapositivas que Pfizer publicó en su sitio web.

Los datos también revelaron que después de una tercera dosis, los niveles de anticuerpos eran mucho más altos contra la cepa original de Coronavirus, así como otras variantes como la Beta, detectada incialmente en Sudáfrica.

El informe se opone a la posición del epidemiólogo Ben Cowling, experto en enfermedades infecciosas en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong. A través de una entrevista en Bloomberg TV, el doctor no consideró necesario que se refuerce la vacuna de Pfizer/Biontech con una tercera inyección. Sin embargo sí asomó la posibilidad de que se requiera en 2022.

Asimismo, destacó que “en este momento Pfizer/BioNTech y Moderna tienen el nivel más alto de eficacia” contra la variante Delta. Pero entre ambas alternativas, sugirió que la Pfizer es “probablemente la más efectiva disponible”.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain