3 razones por las que las películas románticas pueden perjudicar tu relación de pareja

Está comprobado que las películas románticas repercuten en la manera de actuar y decidir de las personas en una relación de pareja, pese a que saben que se trata de una historia ficticia

películas románticas

Idealizar e intentar materializar el contenido de una película romántica causa frustración y desilusión. Foto: Freepik

Una pareja de abuelitos mueren tomados de la mano tras pasar la vida juntos amándose, o en una repentina decisión, una mujer viaja cientos de kilómetros y encuentra el amor de su vida. Estas son algunas de las historias que ofrecen las películas románticas, un género cinematográfico que, aunque llena de pasión y creatividad, podría ser perjudicial para tu relación de pareja.

Probablemente este tipo filmaciones sea el favorito del género femenino, o al menos de la mayoría, y la realidad es que no está mal, de hecho es agradable que las disfrutes así estés soltera o en una relación sentimental. El problema radica cuando se pretende materializar en la vida todo lo que escriben los guionistas, ya que luego te topas (y te estrellas) con un gigantesco muro llamado “desilusión”.

Está comprobado que a pesar de que las personas saben que las películas románticas no tienden a ser reales, verlas repercute en la manera de actuar y decidir en una relación de pareja. Incluso podría acabar con un noviazgo o matrimonio por el hecho de esperar inconscientemente que sucedan escenas que están fuera de la realidad.

Por qué las películas románticas pueden perjudicar tu relación de pareja: 3 razones

Comparar a tu pareja con el romántico personaje

Si estás en una relación sentimental y empiezas a comparar a tu pareja con algún personaje romántico como “Noah” (The Notebook) o “Jack Dawson” (Titanic), los problemas podrían llamar a la puerta.

Lo que se ve en este tipo de películas es realmente ficticio, y si tratas de idealizarlo terminarás frustrándote por no ver las mismas características del actor en quien hasta ahora se trata de tu pareja. Quizás esa persona no sea igual de apasionado o romántico que el protagonista, pero recuerda los motivos por los que te enamoraste y no intentes de visualizarlo como alguien que no existe.

Fugarte de la realidad

2

Comúnmente le sucede a las personas que están solteras, que luego de ver una película romántica creen que lo visto en la historia es algo que tarde o temprano va a sucederles. Ocurre cuando comenzamos a pensar en las llamadas “almas gemelas”, teorías como el amor de mi vida o incluso el amor a primera vista.

El problema es que dejas de creer en tus posibilidades personales para encontrar pareja, por lo que tú eres y te caracteriza, y en su lugar pretendes dejarle todo al destino, al intento de ver llegar un príncipe azul o alguien que “te rescata” de una crisis emocional. Es aquí cuando nos fugamos de la realidad y vivimos en una película de amor que parece de misterio o suspenso.

Falsas expectativas

3

Parece increíble, pero los mensajes que dejan las películas de amor llegan a ser el causante de crisis en las parejas, sobre todo cuando se crean falsas expectativas de cómo debe ser una verdadera relación amorosa.

Por su puesto que no está mal tener expectativas claras con una pareja sentimental, pero lo que no es sano es alterarlas al punto de querer algo que es imposible, y que seguramente ni siquiera tú estarías dispuesta a ofrecer.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain