Cómo evitar un parto prematuro: 7 consejos durante el embarazo

Se le llama parto prematuro al nacimiento de un bebé antes de que se cumplan 37 semanas de gestación. Especialistas señalan que los motivos por los que ocurre no siempre llegan a conocerse

cómo evitar un parto prematuro

El papel de la madre es vital en el embarazo para minimizar el riesgo de un parto prematuro. Foto: Freepik

En artículos anteriores hablamos sobre los problemas de un embarazo si se pasa de la semana 40, pero las posibilidades de adelantarse también trae consecuencias, incluso permanentes, en la salud del bebé. El parto prematuro es una de las mayores preocupaciones para cualquier madre, ocurriendo antes de que se cumplan las 37 semanas, sin embargo, siempre hay formas de prevenirlo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 15 millones de bebés nacen de forma prematura y desafortunadamente más de un millón pierden la vida por complicaciones durante el parto. Las infecciones vaginales, urinarias o renales, así como los embarazos múltiples son algunas de las causas comunes, reseñó Cliki Salud.

De hecho, los especialistas señalan que los motivos de un parto prematuro no siempre llegan a conocerse, salvo que haya casos evidentes como los anteriores mencionados y otras complicaciones en el útero. Para evitar este escenario a toda costa el papel de la madre es fundamental, pues sus hábitos y un frecuente control ayudará a detectarlo y actuar a tiempo.

7 consejos para evitar un parto prematuro

Ultrasonido en las semanas 11 y 14

1

El doctor Víctor Hugo Ramírez Santos, de origen mexicano y especialista en Medicina Materna Fetal, precisó que una de las recomendaciones más efectivas es que la madre se practique un ultrasonido en las semanas 11 y 14 de su embarazo.

A su consideración, esta es la mejor herramienta para identificar las posibilidades de que ocurra un parto prematuro cuando la gestación está en sus últimos meses.

Reducir las actividades diarias

2

A medida que tu embarazo está avanzando, lo más conveniente para la madre y su hijo es comenzar a disminuir el ritmo de las actividades diarias y sumar más horas de descanso.

Es vital que duermas mínimo ocho horas durante la noche y que hagas una siesta de al menos una hora en el día.

Controlar los niveles de estrés

3

Esta es una de las bondades que ofrece el descanso oportuno durante la gestación. Otras formas de reducir el estrés y evitar que se convierta en una causa de parto prematuro es a través de prácticas relajantes como el yoga o la meditación.

Es importante que hagas sesiones respiratorias, pienses desde el optimismo y te liberes de cargas mentales. Imagínalo como una manera de proteger la salud de tu bebé. ¡NO te estreses!

No comas, aliméntate

4

En el embarazo sueles experimentar todo tipo de antojos, así como podrías aborrecer comidas que antes te gustaban, pero la idea es que siempre te mantengas bien alimentada, que no significa comer mucho.

Hay una serie de 13 alimentos que debes comer si estás embarazada, donde destacan las frutas y vegetales frescos. También es importante consumir productos con omega-3 y suplementos.

Nada de fumar o tomar bebidas alcohólicas

5

De más está decirlo, pero el tabaquismo y la ingesta de alcohol son una causa directa de problemas en la salud de tu bebé, que incluye un parto prematuro, ya que envejece la placenta y le resta oxígeno al feto.

Además, este tipo de hábitos ocasionan malformaciones y discapacidades mentales.

Cuida tu higiene bucal

6

Seguro pensarás: ¿y esto qué tiene que ver? pues de acuerdo al doctor Víctor Hugo Ramírez Santos, cuando hay una infección dental que no es tratada “hay posibilidades de que viaje por las vías sanguíneas y se convierta en una causa de parto prematuro de origen infeccioso”.

Mantente alerta ante cualquier infección urinaria

7

En caso de que sospeches de una infección urinaria, un motivo sumamente común del parto prematuro, debes acudir al médico lo más pronto posible e iniciar un tratamiento con los antibióticos necesarios. No solo está en juego la vida de tus riñones, sino tambien la de tu bebé.

En esta nota

embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain