Actriz Jennifer Love Hewitt espera su tercer bebé: cuáles son los riesgos de un embarazo después de los 40

De acuerdo a los expertos, un embarazo después de los 40 años como el de la actriz nacida en Texas supone un control más riguroso, ya que se complican progresivamente a partir de los 35

riesgos de un embarazo después de los 40

La artista está en la dulce espera de su tercer bebé y afirmó que luego "cerrará la fábrica". Foto: Getty Images

Como un llamado del universo, así calificó Jennifer Love Hewitt el anuncio sobre su tercer embarazo. A sus 42 años, una prueba casera le dio la gran sorpresa y ahora está nuevamente en la dulce espera. La actriz ofreció la noticia en redes sociales y en conversación con la revista People detalló una anécdota muy curiosa con su hijo Atticus James, de 5 años.

“Una noche estábamos viendo televisión y apareció un comercial de Clearblue (una prueba de embarazo). Me dijo: ‘Oye mami, deberías pedir uno de esos en caso de que tengas un bebé en la barriga‘. Yo estaba como ¡qué grosero! acabo de tener una gran cena, de qué estás hablando”, cuenta la artista. Y efectivamente quedó encinta. “Es realmente interesante, que él lo puso en el universo y ahí estaba”, afirmó.

Todo luce maravilloso en este momento en la vida de Jennifer Love Hewitt, que también es madre de Autumn (7). Sin embargo, su embarazo después de los 40 supone un control más riguroso, ya que de acuerdo a los expertos se complica progresivamente a partir de los 35 años.

Los riesgos de un embarazo después de los 40

Aborto espontáneo

1

Es uno de los peligros más comunes en la llamada maternidad tardía. Según reseña Saber Vivir, el aborto espontáneo está relacionado con la calidad de óvulos y un mayor riesgo de anomalías cromosómicas, las cuales van aumentando con la edad.

En este caso, los médicos recomiendan a las embarazadas trabajar desde lo psicológico, evitando obsesionarse con la edad y la posibilidad de sufrir consecuencias. Recuerda que sin importar cuántos años tienes, un embarazo siempre tiene riesgos.

Hipertensión y diabetes

2

A partir del segundo trimestre es prioritario que las embarazadas mayores de 40 años se dediquen a controlar su tensión arterial.

Asimismo, la dieta y los ejercicios deben ser más estrictos para evitar una descompensación a causa de la “diabetes gestacional”, la cual se produce debido a la edad y el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina.

Si no se controlan estos factores aumentan las posibilidades de un crecimiento fetal alterado, parto prematuro e hipertensión.

Un parto más complicado

3

Los médicos afirman que no existe gran diferencia en el transcurrir del parto, pero sí deben considerarse ciertos factores psicológicos como la percepción y tolerancia al dolor.

En cuanto a los inconvenientes físicos, puede presentarse una deficiente vascularización de la placenta, que es la formación de los vasos sanguíneos, y supone riesgos para el bebé durante el parto.

Parto prematuro

4

Los especialistas aseguran que alrededor del 10% de las mujeres embarazadas después de los 40 tienden a dar a luz antes de que se cumplan las 40 semanas. Al haber peligros como la diabetes e hipertensión, lo más conveniente es adelantar el parto y cuidar la salud de ambos.

En esta nota

embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain