Cómo saber si tu embarazo avanza bien

El estudio convencional para saber si tu embarazo se desarrolla con normalidad es la ecografía, pero también existen otras pruebas y consejos caseros para conocer el estado de salud de tu bebé

cómo saber si tu embarazo va bien

Es vital que durante tu embarazo asistas a cada uno de los controles con tu gineco obstetra. Foto: Freepik

Los avances de la tecnología en la actualidad ofrecen tranquilidad a las futuras madres. Gracias a una serie de exámenes que se realizan a lo largo del embarazo puedes saber cómo avanza el desarrollo de tu bebé en cada etapa. Si bien sus pataditas llegan a ser una señal de buena salud, es importante que acudas a cada control con tu gineco obstetra, quien además te ofrece algunos tips para tu comodidad durante la gestación.

En líneas generales, el estudio más convencional para saber si tu embarazo avanza de la manera correcta es una ecografía. A través de esta evaluación conocerás el peso aproximado del feto, para saber si coincide con el ideal en el tiempo estipulado. El peso del bebé empieza a calcularse a partir de la semana 20.

Por medio de este estudio también se obtienen imágenes del feto que ayudarán a evaluar su crecimiento y desarrollo, entre otros datos vitales.

Sin embargo, existen otras pruebas y consejos caseros que también ayudarán tanto a ti como a tu familia a sentir la mayor tranquilidad de que todo avanza bien en el embarazo y que el bebé está en excelentes condiciones.

5 estudios para saber si tu embarazo avanza bien

Atenta a sus movimientos

1

Una manera muy sencilla de comprobar que tu bebé está bien es comprobando sus movimientos. Es recomendable que para hacerlo reposes luego de haber comido y seguidamente concéntrate en sus pataditas.

Si en un corto periodo de tiempo sientes más de cinco movimientos o pataditas quiere decir que tu bebé está estupendamente bien. Pero toma en cuenta que con el trajín del día a día posiblemente no percibes estos movimientos, pero si te detienes un poco disfrutarás de esta conexión con tu bebé.

Registros cardiocotográficos

2

Los monitores o registros cardiotocogáficos son una efectiva herramienta para que los obstetras sepan que todo está bien con el bebé.

Se trata de monitorear durante 20 minutos los latidos del feto para detectar si hay alguna variación en ellos. Los registros cardiotocogáficos se utilizan para el seguimiento del parto y la dilatación.

Perfil biofísico fetal

3

A través de esta evaluación se analiza la postura del bebé, la cantidad de líquido amniótico que le cubre, además de los movimientos respiratorios y musculares. Generalmente se realiza cuando existen sospechas de alguna complicación del embarazo.

Prueba de pose

4

Si hay sospechas sobre posibles complicaciones en el embarazo se realiza la prueba de pose o tolerancia a las contracciones uterinas. De acuerdo al portal Natabel, es ideal para saber con mayor exactitud las respuestas que tendrá tu bebé a las contracciones al momento del parto.

También es conocida como test de oxitocina, ya que a la mamá se le administra dicha hormona con la finalidad de generar contracciones uterinas. Y luego se monitoriza la respuesta del bebé ante las mismas. De esta manera se conocerá que tu bebé estará listo para tolerar las contracciones.

Microtoma de pH fetal

5

Este examen se realiza en el momento que la mujer está en trabajo de parto, con la finalidad de conocer si el bebé recibe suficiente oxígeno.

El método para determinarlo es tomando una pequeña muestra de sangre del cuero cabelludo del feto para ser analizada. Los resultados son arrojados en poco tiempo. Cabe destacar que la información que aporta esta muestra es la más fiable de todas las anteriores.

En esta nota

embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain