Por qué estar soltera después de los 30 es lo mejor que te puede pasar

Estudios indican que la mujer alcanza la madurez a los 32 años, por lo que estás en una etapa donde la experiencia no solo te invita a disfrutar más, sino que te convierten en una soltera muy interesante

soltera después de los 30

Tu belleza y la experiencia de los 30 te vuelven una mujer irresistible. Foto: Freepik

Cuando una mujer llega al tercer piso, sin pareja ni hijos, es común que experimente sentimentos de soledad o tristeza, sobre todo si ya atravesó por algún divorcio. Pero te tenemos excelentes noticias, y es que hay una serie de ventajas de las que podrías sacar provecho, como por ejemplo tu experiencia. Así que ve frotándote las manos, porque estar soltera después de los 30 es lo mejor que te puede pasar.

La vida no tiene una normativa que establece a qué edad deberías casarte o quizás comprometerte. Es cierto que algunos expertos coinciden en que los 25 es la “mejor edad” para tener un embarazo, por ejemplo, pero las circunstancias amorosas y decisiones no tienen estatutos.

El real problema de estar soltera después de los 30 es la presión social. La familia y las amistades prácticamente no tolerarían verte sin pareja, mientras que el reloj biológico hace de las suyas. Sin embargo, según la Revista Moi, muchos psicólogos y observaciones científicas califican este último detalle como una “metáfora engañosa”.

Estar soltera después de los 30 años te da 4 grandes ventajas

Descubres mejor lo que quieres

1

La madurez de una mujer, según un estudio de la Universidad de Oxford, llega aproximadamente a los 32 años (hombres a los 43), así que científicamente tienes un buen respaldo.

Esto significa que estás en una edad donde probablemente tengas un panorama mucho más claro y ambicioso sobre lo que deseas, por lo que solo basta que lo sepas y actives esa ventaja.

Y no solo se trata de descubrir qué quieres, sino también transmitirlo a tus posibles parejas. Haz uso de tus experiencias y aprovecha la selectividad, que te impedirá cometer errores.

Menos cantidad, más calidad

2

Esto se refiere a las citas amorosas, que podrían reducirse no porque hayas pasado de los 30, ni muchos por creer que perdiste el encanto, sino precisamente porque te has vuelto más selectiva.

Gracias a los conocimientos que ahora tienes, tus citas pasan de ser una moneda al aire a una velda donde puedas disfrutar mucho más. Ya no necesitas engañarte con ese amigo de la amiga de tu prima, porque sin duda estás en otro nivel.

Citas más interesantes

3

Haciendo uso de la madurez que ahora te acompaña, una cita ya no se limita a ese bar o discoteca, entre cervezas y cocteles, o la típica película en el cine. Después de los 30, qué rico es disfrutar de un encuentro más interesante, con una conversación donde se sienta la química.

Hay un sinfín de actividades que ahora podrían llamarte la atención y donde tus pretendientes debieran esforzarse más para complacerte. ¿Quieres subir la vara? Claro, puedes hacerlo, solo no pierdas la prudencia.

Tu madurez da puntos

4

Aunque no lo creas, estar soltera después de los 30 es sumamente atractivo y esa madurez que has adquirido te da muchos puntos frente a cualquier pretendiente que también sea interesante.

Además, la edad y mentalidad hacen que te valores de mejor manera, sin ser conformista ni dar más de lo que te ofrecen. Puedes ser hermosa físicamente, pero combinar este atributo con la madurez de los 30 te convierte en una mujer irresistible.

Ningún tren se te ga marchado y tampoco hay una ley universal que te exige sentar cabeza, mucho menos han pasado tus mejores años. Al contrario, la experiencia y el nivel de vida que has construido te llevan a disfrutar de una etapa amorosa mucho más interesante.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain