Los síntomas de un coágulo de sangre que no debes ignorar

La coagulación de la sangre es un proceso natural del cuerpo, pero debido a que algunas personas que recibieron al vacuna de COVID-19 de AstraZeneca desarrollaron coágulos, el tema ha tomado especial importancia

coágulos

Un dolor de cabeza persistente puede ser síntoma de la presencia de un coágulo. / Foto: Pixabay

Naturalmente, el organismo realiza un proceso de coagulación de la sangre para evitar hemorragias, pero cuando los coágulos bloquean el flujo o se desprenden y viajan por el cuerpo, pueden ser muy peligrosos. Estos son algunos síntomas de un coágulo de sangre que no debes ignorar, especialmente cuando la preocupación por este tema ha crecido en razón de que algunas personas que recibieron la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca desarrollaron coágulos.

Viajar en pandemia

+ Qué es el ‘pasaporte de vacunas’ y qué países ya lo aceptan

¿Qué es un coágulo?

La literatura médica explica que la sangre está compuesta de muchas sustancias biológicas con diversas funciones. Para formar un coágulo los glóbulos llamados plaquetas y las proteínas de plasma trabajan juntas, se aglutinan y detienen un sangrado sobre una lesión. Esta función es muy importante para evitar hemorragias.

Una vez que la lesión sana el coágulo se disuelve de manera natural y se elimina. El problema es cuando estos coágulos no se deshacen y se estacionan en ciertos lugares del cuerpo o se desprenden. Si se detienen en alguna zona, pueden bloquear el flujo de sangre y generar una trombosis; cuando se desprenden y viajan, pueden generar embolias.

En general, los vasos sanguíneos más afectados por los coágulos son los que se encuentran en el cerebro, los pulmones, el corazón, los riñones y las extremidades. De aquí que los coágulos puedan desencadenar accidentes cerebrovasculares, derrames cerebrales, infartos y fallas renales.

¿Qué causa los coágulos?

Hay muchas razones que podrían desencadenar la producción anormal de coágulos. Entre ellas, la diabetes, la arterioesclerosis, la obesidad, el síndrome metabólico, el tabaquismo, el cáncer, la hipertensión, los altos niveles de colesterol, permanecer mucho tiempo en la misma posición (como durante un viaje largo o en un hospital) y algunos medicamentos.

Cuando se observó cierta relación entre la vacuna de COVID-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, algunos países decidieron suspender su uso, incluso cuando todavía no se ha comprobado un vínculo exacto entre la vacuna y los casos de esta afección. De hecho, el gobierno británico reportó que de 20 millones de personas que recibieron esta vacuna a finales de marzo pasado, sólo 79 desarrollaron coágulos de sangre y 19 murieron.

Los síntomas de un coágulo

sangre
Un médico debe determinar la presencia de coágulos. / Foto: Pixabay

La presencia de un coágulo requiere de atención médica urgente, así que si notas alguno de estos síntomas enlistados por las autoridades de salud lo mejor es llamar a los servicios de emergencia de inmediato:

  • Dolor punzante o con calambres, hinchazón, enrojecimiento y calor en una pierna o un brazo.
  • Dificultad para respirar repentina, dolor agudo en el pecho (que puede empeorar al inhalar) y tos o tos con sangre.
  • Dolor de cabeza, visión borrosa y náuseas persistentes por 4 días o más.

Si bien se requieren exámenes de laboratorio especializados para determinar la presencia de coágulos y el lugar donde se encuentran, lo mejor es consultar al médico ante cualquier señal.

En esta nota

coronavirus prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain