Vacuna de COVID-19: 5 razones para vacunarte pronto

Aplicarte la vacuna de COVID-19 no te causará la enfermedad ni cambiará tu ADN, más bien permitirá que el sistema inmunitario de tu organismo combata con eficacia la infección de coronavirus al punto de evitar la enfermedad grave y la muerte

vacuna covid

Las vacunas de COVID-19 han demostrado su eficacia en los ensayos clínicos. / Foto: Getty Images

Tan sólo en Estados Unidos se han aplicado alrededor de 124.5 millones de dosis de las vacunas de COVID-19, según datos de los CDC. La vacuna entrena al sistema inmunitario para evitar con eficacia la infección del virus y los síntomas graves de la enfermedad, incluso la muerte. Si necesitas más argumentos para convencerte, estas son algunas razones para vacunarte pronto señaladas por expertos en biociencias.

La mejor vacuna

¿Qué vacuna de COVID-19 elegir si puedes hacerlo? 4 aspectos que debes considerar

El desarrollo de la vacuna de COVID-19 sorprendió al mundo por varios motivos, entre ellos, la por la rapidez con que se obtuvo. Por ello y otros factores, todavía persisten algunas dudas en torno a la seguridad del medicamento y su aplicación. El profesor Martin Michaelis y el doctor Mark Wass de la Escuela de Biociencias de la Universidad de Kent señalaron algunos buenos motivos para recibir la vacunación completa contra el coronavirus tan pronto como sea posible.

Rápido no significa inseguro

Según los expertos, el hecho de que la vacuna de COVID-19 se haya desarrollado tan rápido no compromete su seguridad. Las vacunas desarrolladas hasta el momento contaron con un fuerte apoyo financiero y con los voluntarios necesarios para los ensayos, factores que agilizaron su producción.

Es mejor vacunarse que enfermarse

Efectivamente, cursar la enfermedad ofrece cierto tipo de inmunidad, pero también un riesgo de enfermar gravemente, requerir hospitalización e incluso morir. Por ello los expertos aseguran que es mejor vacunarse, pues los datos de los ensayos clínicos demuestran que las vacunas pueden brindar más del 90 por ciento de protección contra la enfermedad, e incluso prevenir la infección asintomática.

Las vacunas no causan COVID-19 ni cambian el ADN

Las vacunas desarrolladas no contienen el virus completo, sino fragmentos o instrucciones genéticas, por lo que no pueden causar COVID-19 en quienes las reciban. De igual manera no tienen la capacidad e interactuar con nuestro ADN, manipularlo o cambiarlo, aseguran los expertos.

Los efectos secundarios son una respuesta del sistema inmunológico

Los dolores corporales, la fiebre, los escalofríos y otros efectos secundarios de las vacuna de COVID-19 son parte de la respuesta del sistema inmunológico al medicamento, y no un síntoma de enfermedad. En muchos casos, cuando las personas enferman después de recibir la vacuna, se debe a causas no relacionadas con el medicamento.

La vacuna te protege a ti y a los demás

Al recibir la vacuna de COVID-19 no sólo te proteges tú de los síntomas graves de la enfermedad, sino que proteges a las personas a tu alrededor, especialmente a las más vulnerables como adultos mayores y a quienes sufren otros padecimientos.

Como en muchos otros momentos de la pandemia, es indispensable hacer conciencia de que no sólo se trata de ti, sino también de las otras personas. Además, entre más gente se vacune en el mundo, menos brotes pueden volver a registrarse en el futuro.

En esta nota

coronavirus prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain