Labios resecos: por qué no debes aplicarte bálsamo labial en exceso, según una dermatóloga

La dermatóloga Melissa Piliang explicó por qué no debes aplicarte en exceso un bálsamo para labios resecos. Asimismo, la Academia Americana de Dermatología (AAD) mencionó cuáles son los protectores labiales más convenientes y aquellos que no debes usar

Cuál es la consecuencia de usar protector de labios en exceso

Aunque parezca lo contrario, que mientras más lo uses, mejor es el beneficio, el exceso de bálsamo labial está contraindicado. Crédito: Shutterstock

Cuando sufres de labios resecos o agrietados, no hay nada más reconfortante que aplicarte un bálsamo labial para hidratarlos y sentir comodidad. Pero la doctora Melissa Piliang, dermatóloga de la Clínica Cleveland, advierte que no debes utilizarlo en exceso, puesto que podrías caer en una dependencia a este tipo de productos.

“Definitivamente, puede crear hábito”, asegura la experta, reconociendo que la sensación de bienestar es lo que te llevaría a una adicción, si no controlas el uso.

“Eso puede conducir a un hábito inconsciente que ayuda con el estrés o la ansiedad, algo así como retorcerse el cabello o morderse las uñas”, detalló la dermatóloga. Para evitar esa dependencia, te ofrecemos 6 remedios caseros para hidratar los labios resecos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

El exceso de bálsamo labial puede agrietar más tus labios

Dependiendo de los ingredientes que contenta el producto, hay bálsamos labiales que pueden provocar que tus labios se sientan más resecos y agrietados.

Por tal motivo, la Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda que evites productos con los siguientes componentes: alcanfor, eucalipto, lanolina, mentol, octinoxato, fenol, galato de propilo y ácido salicílico.

Tampoco es conveniente que utilices protectores labiales con fragancias o sabores como la canela, menta y cítricos, porque tienden a irritar más tus labios. “Cuando pican o arden, significa que se están irritando y debes dejar ese producto”, señalan los dermatólogos de la AAD.

En este sentido, lo más correcto es que optes a bálsamos labiales que contengan productos que no originen esa irritación adicional. Según la AAD, estos son: aceite de semilla de ricino, ceramidas, dimeticona, aceite de semilla de cáñamo, aceite mineral, vaselina, manteca de karité, óxido de zinc y vaselina blanca.

Por último, aseguran que los protectores de labios sin fragancia e hipoalergénicos son una apuesta más segura para reducir la resequedad.

Tres consejos de la AAD para prevenir los labios resecos

En primer lugar, los expertos sugieren que te apliques protector solar en los labios, una de las zonas vitales que se suele dejar por fuera al momento de utilizarlo.

Otra recomendación es tomar mucha agua, es decir, una cantidad considerable para que tu piel se mantenga hidratada, incluyendo la de tus labios. Y finalmente, evita lamerlos y morderlos cuando están secos.

“Puede parecer natural humedecerlos con la lengua, pero esto puede empeorar el problema. A medida que la saliva se evapora, tus labios se vuelven más secos”, advirtieron. En su lugar, aplícate un bálsamo labial que no cause irritación y no abuses de su uso.

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulte a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

En esta nota

cuidar tu piel

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain