6 trucos para secar tu ropa en invierno mucho más rápido

Para que no pierdas la cabeza durante el invierno, por la dificultad de secar tu ropa, te brindamos algunos trucos caseros para lograrlo. Además de ser sencillos y rápidos, no van a "golpear" tu bolsillo con la boleta de consumo eléctrico

Trucos para secar la ropa en invierno

La mejor opción paea secar tu ropa rápido en invierno es colgarla en interior y junto a alguna fuente de aire cálido, Crédito: Shutterstock

Uno de los problemas domésticos más comunes de la temporada de invierno es secar la ropa que acabas de lavar. Si bien todo puedes resolverlo con una secadora automática, debes saber que estos electrodomésticos tienen un alto consumo eléctrico, por lo que podría “golpear” tu bolsillo más adelante.

Por tales motivos, hoy te traemos una lista de trucos ingeniosos con los que podrás secar tu ropa mucho más rápido, pese a las bajas temperaturas. Prueba el que más te convenga e incluso puedes combinarlos para mayor efectividad en los resultados.

Aplica estos 6 trucos para secar tu ropa mucho más rápido durante el invierno

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Aplica un segundo centrifugado

1

Una vez que termines un ciclo completo en la lavadora, saca todas las prendas y escúrrelas lo más que puedas para sacarles la mayor cantidad de agua.

Y ahora, en lugar de enviar la ropa a tu secadora o a directamente al tendedero, introdúcela otra vez en la lavadora y activa un segundo centrifugado. Cuando termines, te darás cuenta que plancharla será suficiente para que termine de secarse.

Con un deshumidificador

2

Cuando el ambiente en casa es demasiado húmedo, dificulta las posibilidades de que tu ropa se seque con el aire. La solución en este caso es un deshumidificador, que reduce la humedad que se acumula dentro de la casa y te brinda un ambiente más cálido para secar la ropa.

Utiliza el secador de pelo

3

Si vas a sacar dos o hasta tres prendas, el secador de pelo podría aplicar el suficiente calor para lograrlo. Sin embargo, no debes abusar de este método si tienes una “montaña” de ropa por secar. En primer lugar, vas a sobrecargar el aparato, y utilizarlo con mucha frecuencia también afectará tu boleta de consumo eléctrico.

Las prendas pequeñas, como la ropa interior, ropa de bebé y los calcetines son perfectas para este método de secado.

Enrolla la ropa en una toalla

4

Al ser un material absorbente, envolver la ropa en una toalla te ayudará a sacarle el exceso de agua y humedad. Lo malo de este truco es que deberás hacerlo prenda por prenda.

Este es uno de los 6 usos que puedes añadirle a tus toallas viejas en lugar de botarlas.

Intenta el truco del congelador

5

Puede que te parezca rarísimo, pero meter tu ropa al congelador es un curioso método para secarla.

El truco consiste en meter la prenda dentro de una bolsa de plástico, cerrarla muy bien y luego llevarla al congelador por unas horas. Pasado el tiempo, saca la ropa y plánchala para terminar de aplicarle calor.

Con el fuego de la chimenea

6

Un típico hábito durante la época de invierno es comprar leña para encender la chimenea. Pues aprovecha el fuego para ubicar tu ropa cerca, desde el tendedero, y secarla de manera natural.

Solo ten cuidado de que la ropa no quede demasiado cerca del fuego, ya que podría quemarla o mancharla.

Ahora que conoces estos trucos, la temporada de invierno no será un dolor de cabeza para lavar ropa. Y será fundamental que aproveches los pocos días de sol, de modo que no acumules ropa sucia y te sea más difícil secarla toda.

En esta nota

remedios caseros

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain