Elimina las machas de café, té y leche de tu ropa con estos consejos

Aplicar un jabón directo a la parte afectada podría acentuarla, así que es necesario seguir estos consejos para quitar esas manchas de estas bedidas de tu ropa

Recupera tu prenda favorita. / Foto: Cristofer Jeschke - Unsplash.

Recupera tu prenda favorita. / Foto: Cristofer Jeschke - Unsplash.

Las manchas de café, té y leche son una de las más difíciles de quitar de la ropa, sobre todo si se trata de prendas elaboradas con telas de tejidos finos y de colores delicados.

No obstante, como para todo existe una solución, el Recetario Industrial contiene unas recomendaciones que decidimos compartir contigo para que no tires a la basura esa pieza tan especial de tu clóset.

Tejido es de lana o semi-lana

Si el tejido es de lana o semi-lana, y le ha caído café, té o leche, la recomendación es mojar estas manchas con una mezcla de 1 parte de glicerina, 9 partes de agua y ½ parte de amoníaco.

Por un tiempo de doce horas deberás repetir varias veces la aplicación de esta mezcla a la mancha, para posteriormente prensar la tela afectada entre dos paños, y finalmente frotarla con un paño limpio.

Debes dejar secar, y si es posible le aplicarle un baño de vapor, lo cual ayudará finalmente a que desaparezca la mancha.

Seda de color delicado

Si se trata de una tela de seda de color delicado que se ha manchado de café, té o leche, la sugerencia es mezclar 5 partes de glicerina con 5 partes de agua y ¼ de parte de amoníaco. No obstante, antes de aplicar esta mezcla a la mancha, primero deberás realizar una prueba sobre una muestra de tela para ver si el amoníaco altera el color; si sucede así, descártalo de la mezcla.

Al contrario, si no ataca al color de la seda, o si al secarse ésta recupera su color primitivo, aplica la mezcla anterior ala mancha con un cepillo suave, y a las seis u ocho horas frota con un paño limpio.

La sustancia restante, ya seca, se quita cuidadosamente con un cortaplumas o navaja. La parte tratada de la tela se acepilla con un poco de agua clara, se comprime entre dos paños y se seca. Si aún así no desaparece la mancha, se puede restregar con miga de pan.

Asimismo, para devolver a la seda su aspecto primitivo, se acepilla con una solución diluida de goma arábiga, y mejor aún, en muchos casos, con cerveza; se seca y se plancha, recomienda el Recetario Industrial.

No usar jabón hasta quitar la mancha

El Recetario Industrial advierte que cuando un tejido se mancha de té o café no debe tratarse con jabón hasta haber quitado la mancha, debido a que el álcali del jabón acentúa el tono de la mancha.

Y agrega que esa mancha también puede tratarse con agua limpia hirviendo, y si no desaparece, se frota con un poco de bórax en polvo, y se le echa más agua hirviendo, después se pone en remojo y por último se seca.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain