Dónde poner el ojo turco para alejar las malas vibras de tu casa

Probablemente ya has escuchado del ojo turco como una especie de amuleto para alejar las malas vibras. Te decimos dónde ponerlo en tu hogar para que cumpla correctamente con su función

Dónde poner el ojo turco

Lo ideal es que cuelgues el ojo turco en la puerta de entrada para alejar a las malas vibras que quieran pasar. También lo puedes poner dentro, pero garantizando que mire hacia afuera. Crédito: Shutterstock

Probablemente ya has escuchado del ojo turco como una especie de amuleto para alejar las malas vibras, las personas pueden llevarlos en prendas, como pulseras o zarcillos, o las tienen en su casa, pero no se trata simplemente de adquirirlo y guindarlo. Te decimos dónde ponerlo en tu hogar para que cumpla correctamente con su función.

Lo primero que debes tener en cuenta, y de lo que ya hemos hablado antes, es que después de comprarlo debes limpiarlo y activarlo.

Para activar el ojo turco, una vez que lo adquieres, debes someterlo a un proceso de limpieza enérgica, porque puede impregnarse de malas vibras, causándote efectos adversos en cuanto lo comiences a usar.

Un ojo turco que no está limpio y activo puede ocasionar mareos, agotamiento y desánimos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La alquimista y tarotista ‘Akashammy’, una chica de origen latino y que ofrece consejos esotéritos desde su cuenta en TikTok, detalla: “Para limpiarlo puedes utilizar agua con sal, agua con jabón o incienso”.

Después llega el momento de activarlo energéticamente y esto lo logras a través de los rayos del sol o la luz de la luna. “Con lo que tú sientas que te funciona mejor”, recomienda la experta.

Finalmente debes cargarlo de intenciones, es decir, vas a indicarle al ojo turco cuáles son las malas energías de las que deseas protección: envidia, mal de ojo, amarres, robos, vudú y demás hechizos que pueden ir dirigidos contra ti.

El también llamado nazar es tradición común en países como Grecia y Turquía, donde se cree que los sentimientos negativos se proyectan a través de los ojos; por ello el amuleto sirve para distraer la mirada del poseedor del “mal de ojo”.

Ahora, ¿dónde debes poner el nazar para que libre tu hogar y tus espacios de las malas vibras?

Lo ideal es que cuelgues el ojo turco en la puerta de entrada para alejar a las malas vibras que quieran pasar. También lo puedes poner dentro, pero garantizando que mire hacia afuera, es decir, que quede vigilante hacia la puerta.

También te puede interesar:

En esta nota

esoterismo

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain