Cómo lograr un sueño lúcido y por qué ayuda a tu mente poder controlar uno

En un sueño lúcido, tu mente conecta esas imágenes con tu presencia "real", haciéndote entrar en consciencia de que estás soñando. Te ofrecemos 3 técnicas de expertos para que estos sueños ocurran con frecuencia y puedas controlarlos

Cómo tener un sueño lúcido y controlarlo

Si bien un sueño lúcido puede llegar a ser muy entretenido, también puede convertir una pesadilla en un escenario mucho más angustiante. Crédito: Shutterstock

¿Te ha pasado que estás en medio de un sueño, cualquiera que fuese, y repentinamente eres consciente de que estás soñando? Pues a esta capacidad o posibilidad se le conoce como sueño lúcido, lo que para muchos llegar a ser muy entretenido, porque puedes interactuar con el entorno ficticio que estás viviendo durante tu descanso profundo.

De acuerdo a un estudio publicado en Science Direct, cerca del 55% de las personas han tenido al menos un sueño lúcido en su vida, lo que te deja con altas probabilidades de vivirlo en caso de que no te haya sucedido todavía.

Hay quienes despiertan en el momento exacto donde descubren que están soñando, debido a la misma impresión, pero otros logran quedarse más tiempo. De esta manera pueden tocar objetos, tomar decisiones e incluso probar capacidades sobrehumanas: superfuerza, volar en el sueño o tal vez visitar lugares impensados.

Según investigadores de la Fundación Americana del Sueño, la respuesta fisiológica al sueño lúcido proviene de la corteza prefrontal de tu cerebro, que entra en un nivel de actividad más elevado hasta parecer que estás despierto.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Pero la gran pregunta que seguro estás buscando es cómo poder frecuentarlos y controlarlos, de modo que no solo ocurra, sino que puedas hacerte dueño y amo de tu sueño.

Cómo lograr sueños lúcidos: 3 técnicas de expertos

Prueba de realidad

1

Este es un ejercicio mental que te sirve para detectar aquellos elementos de un sueño que no son posibles. Se logra a través de objetos que no mienten, por ejemplo: un espejo, tus manos o tu fortaleza.

Si entras en un sueño lúcido, la forma más práctica de entrar en mayor consciencia es ver tu reflejo en un espejo, mirar tus manos, un reloj o sencillamente levantar algo que seguramente no pudieras.

Recuerda algo en el futuro

2

No, no se trata de los multiversos de Marvel, sino otro ejercicio donde vas a pedirle a tu mente que más adelante recuerdes un determinado objeto o momento.

Tu mente es muy habilidosa, pero la diferencia está en que lo sepas. Si miras una cuchara y dices: cada vez que mire una cuchara me acordaré de mi novio, es indudable que estos objetos comenzarán a recordarte a tu pareja. La razón es que le has dado una inducción específica a tu cerebro.

Pues esta misma técnica puede servirte para recordar algo que veas en un sueño y hacerlo lúcido. Indícale a tu mente qué es lo que deseas recordar cuando tu subconsciente esté activo y aumentará las probabilidades de que pase.

Utiliza estímulos sensoriales

3

Optar por los visuales, ya que un estímulo auditivo terminará despertándote por muy sutil que sea.

El doctor Stephen LaBerge, psicofisiólogo de la Universidad de Stanford y experto en sueños lúcidos, aconseja usar una señal lumínica. Se trata de una pequeña luz que apunte a tus ojos, sin ser tan intensa, pero que penetre en las imágenes que estás soñando.

Si detectas esa señal lumínica dentro del sueño, tu mente la asociará con la realidad y tu inducción, haciéndote entrar en consciencia mientras duermes.

Estas técnicas respaldas por expertos no necesariamente funcionan de forma inmediata. También depende de otros factores, como la frecuencia con la que tiendes a soñar, tu calidad de descanso y el ambiente en el que duermes. En caso de que lo intentes y no suceda, no debes caer en frustraciones.

En esta nota

Significado de los sueños

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain