Diabetes: 6 señales para detectar que tus niveles de azúcar en sangre pudieran estar altos

El doctor Joel Fuhrman, experto en salud nutricional, apunta que las señales para detectar que tus niveles de azúcar en sangre están altos pueden ser engañosos, por lo que incluso podrías notarlo cuando la diabetes ya está instalada

cómo detectar que tus niveles de azúcar en sangre son saltos

Si detectas a través de las señales que tus niveles de azúcar en sangre son altos, lo recomendable es que asistas con un especialista para confirmar si pudieras ser diabético. Crédito: Shutterstock

Cuando se trata de la diabetes, los síntomas que provocan los altos niveles de azúcar en la sangre suelen ser muy engañosos. El doctor Joel Fuhrman, experto en salud nutricional desde Nueva York y autor del libro The End of Diabetes, explica que los signos tienden a desarrollarse gradualmente, por lo que algunos pueden notarlo solo cuando la enfermedad ya está instalada.

Con el aporte del especialista y el equipo de Mayo Clinic, te mencionamos cuáles son las 6 señales a las que debes estar atento para detectar que tus niveles de azúcar en la sangre pudieran estar altos.

Estas 6 señales te indican que tus niveles de azúcar en sangre están altos

Orinas con frecuencia

1

Es uno de los signos más comunes para identificar que los niveles de azúcar pudieran estar más altos de lo normal. Esto ocurre porque tu cuerpo trata de eliminar a través de la orina el azúcar o glucosa que se acumula en el torrente sanguíneo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Sientes mucha sed

2

Esta señal está muy relacionada con la anterior, ya que al orinar con tanta frecuencia tu cuerpo se deshidrata y te pide más agua.

La micción no solo deja tu organismo sin líquidos, sino que el azúcar en la sangre filtra el líquido de los tejidos a medida que sale del cuerpo. Todo esto puede dejarte insatisfecho, así tomes agua.

Agotamiento

3

Cuando los niveles de azúcar se elevan en tu sangre significa que tu cuerpo está resistiéndose a la insulina, una hormona que no solo regular el azúcar sino que la transforma en energía calórica.

Al no procesar el azúcar tu cuerpo pierde su fuente de energía, razón por la que podrías sentirte agotado con mayor frecuencia.

Pierdes peso repentinamiento, así comas más

4

Esto no tiene que ver con tu apetito, sino en la síntesis de los alimentos. Cuando tu cuerpo se priva de la energía del azúcar, acumulándose en el torrente sanguíneo, tu organismo la ingesta de más alimentos para usarlos como combustible.

Esta necesidad de tu cuerpo, que bien podría calificarse como un mecanismo de defensa, te crea ese desorden alimenticio donde puedes perder peso así comas más seguido.

Hormigueo en tus extremidades

5

Esto es lo que clínicamente se llama neuropatía diabética, una afección donde los niveles altos de azúcar pueden dañar los nervios del cuerpo, manifestándose en las extremidades.

En tus pies, piernas y manos pudieras sentir una especie de hormigueo, ardor o entumecimiento que va ligado a una menor sensibilidad al dolor. Es como si estas partes de tu cuerpo se durmieran.

Visión borrosa

6

Esta señal se produce cuando el azúcar en la sangre, en un nivel alto, hincha y distorsiona las lentes de los ojos. Al producirse esta afección llamada retinopatía diabética, tu visión puede volverse doble o borrosa.

Por lo general esta señala va acompañada de dolores de cabeza, debido al esfuerzo de enfocar constantemente tu vista.

Estas señales son más frecuentes si eres diabético, por lo que es recomendable asistir al médico para practicarte los exámenes pertinentes. En caso de que experimentes alguna de estas afecciones sin ser diabético, no significa automáticamente que tus niveles de azúcar son altos, sino que puede deberse a otra condición. Sin embargo, también es conveniente que te hagas un chequeo de rutina.

En esta nota

diabetes

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain