Viruela del mono: cuán efectivo es el uso de mascarillas para prevenir la infección

Al igual que con el COVID, los expertos en salud pública están recomendando el uso de mascarillas para prevenir la viruela del mono. Pero cuán efectivas son y por qué deben utilizarse si la enfermedad se manifiesta con lesiones cutáneas

cómo las mascarillas previenen la viruela del mono

Usar mascarilla, una medida que el mundo conoce perfectamente, puede protegerte contra la viruela del mono. Crédito: Shutterstock

La presencia de la viruela del mono en Estados Unidos, con casos detectados en más de 12 estados, obligó a que esta semana los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) elevaran su alerta a nivel 2. Esta decisión exhorta a los viajeros al uso de mascarillas para prevenir la infección. Sin embargo, muchos se preguntan cuán efectivas son y por qué deben utilizarlas si se trata de una erupción cutánea.

Ciertamente las llagas en la piel son uno de los síntomas de la viruela del mono, de hecho es uno de los últimos signos en aparecer, luego de la fiebre, dolor muscular, de cabeza y agotamiento. Pero la respuesta sobre el uso de mascarillas está en cómo puede transmitirse el virus.

En una guía completa sobre qué debes haber si sospechas de estar infectado con la viruela del mono, los CDC señalan que una de las formas de contagio es a través de las secreciones respiratorias durante el contacto cara a cara. Esto incluye: estornudos, bostezos, tos y respiraciones fuertes.

Asimismo, la agencia mencionó que el virus puede ingresar al cuerpo a través de membranas mucosas, como los ojos, la nariz y la boca.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Cuán efectivas son las mascarillas para evitar una infección por viruela del mono

La doctora Emily Landon, directora ejecutiva de prevención y control de infecciones en la Universidad de Chicago, señaló esta semana que algunos contagios confirmados en Estados Unidos se produjeron desde superficies contaminadas con gotitas respiratorias o fluidos de lesiones.

El cubrebocas no solo protege de las secreciones que se esparcen en el aire, sino también del hábito de tocar algún objeto (contaminado) y luego llevarte las manos al rostro.

Y ya que la pandemia del COVID-19 ha dejado una amplia experiencia en la utilización de tapabocas, esta medida continúa siendo ahora una de las estelares para prevenir también la viruela del simio.

“El uso de mascarillas y lavarse las manos regularmente serán herramientas increíblemente importantes para ayudar a protegernos contra la viruela del mono”, reiteró Landon.

Por su parte la doctora Andrea McCollum, quien dirige la unidad de epidemiología del poxvirus en el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC, conversó con el medio Georgia Public Broadcasting y contó que, gracias a las mascarillas, una persona infectada NO transmitió el virus al resto de los pasajeros durante un vuelo.

Los expertos en enfermedades infecciosas ya están analizando cuán probable es que la viruela del mono se convierta en una nueva pandemia. Sin embargo, la experiencia acumulada por el Coronavirus, incluyendo las medidas sanitarias, ya están ayudando a contener la emergencia.

A esto se le suma la vacuna contra la viruela del mono, aprobada desde 2019 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Al igual que la del COVID-19, la inyección del antídoto produce algunos efectos secundarios, pero la agencia dejó claro que son significativamente tolerables.

En esta nota

Viruela del Mono

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain