6 cosas que olvidas desinfectar en casa y son puntos de hongos y bacterias

Cuando creías que en casa todo estaba reluciente e impecable, hay 6 cosas que olvidaste desinfectar. Conoce cuáles son y límpialas de inmediato, porque pueden convertirse en un criadero de hongos y bacterias

Cosas que olvidas limpiar en casa

Las perillas y cerrojos de las puertas, así como los pasamanos, son algunos de los objetos que curiosamente olvidas desinfectar en casa. Crédito: Shutterstock

Terminaste las labores de limpieza y todo luce reluciente, impecable, incluso te aplicaste en esos 4 lugares de la cocina que pueden ser los sucios de la casa. Pero espera, no te conformes todavía, porque probablemente olvidaste desinfectar algunas cosas que pueden acumular hongos y bacterias. Te mostramos cuáles son esos 6 objetos para que los limpies de inmediato.

NO olvides desinfectar estas 6 cosas en tu hogar

Pasamanos y barandas

1

Sobre todo si hay escaleras en casa. Por alguna extraña razón esta zona queda en el olvido y es una de las cosas con las que mayor contacto haces con las manos al subir y bajar.

Toma tu desinfectante y esmérate en limpiarla, porque una gran cantidad de gérmenes se acurrucan allí, esperando que les toques para transmitirse. ¡Terrible!

Los grifos de la cocina y el baño

2

Pareciera que se limpian solos, ¿cierto? Pues no. Y debido a la humedad que pueden acumular, este es un criadero de hongos.

Cuando te preguntes cuáles son los espacios más sucios del baño y que no debes olivar limpiar, piensa en el grifo donde diariamente te cepillas los dientes, te lavas la cara y las manos.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Encimeras de la cocina

3

Tal vez porque es una de las zonas más altas de tu casa y no tienes cómo limpiarla, pero debes hacer el esfuerzo de alcanzarla y desinfectarla por completo.

Un solo pan que caiga perdido en la encimera de la cocina significa un asqueroso criadero de hongos. Semanas después, cuando sientas un mal olor y te subes hasta ese punto, el escenario que vas a encontrarte será muy desagradable.

Lo mismo ocurre cuando acostumbras a dejar alimentos sobre la nevera, les pierdes de vista y hace una vida “zombie” sobre el electrodoméstico.

Interruptures de luz

4

¿Pero quién pensaría en limpiar un interruptor de luz? Respóndete pensando cuántas veces apagas y enciendes las luces en un día, una semana o un mes. Así te podrás dar cuenta de todo la grasa de tus dedos que se aloja en esos pequeños botones. Hazte un favor y desinféctalos.

El control de la televisión

5

Limpias el televisor, el sofá, la alfombra y todo lo que roda el ‘living room’, pero curiosamente jamás se te ocurre desinfectar el control remoto.

Este aparato acumula la grasa de los dedos de todos los miembros de la familia, sin contar que es tomado con las manos llenas de comida, bebida y cualquier otra sustancia que le ensucie de afuera hacia adentro.

Cuando no funcione tu televisor y no se trate de las baterías, quítale los tornillos y ábrelo… te llevarás una sorpresa.

El teclado del computador

6

Dicen que el teclado de una computadora puede llegar a ser más asqueroso que el propio inodoro del baño. A través del polvo, restos de comida y el uso natural cotidiano, las teclas se llenan de grasa, gérmenes y bacterias que quedan depositadas por debajo.

Quizás un paño con desinfectante haga parte del trabajo, pero lo correcto es que recurras a una limpieza profesional.

Te puede interesar:

En esta nota

limpieza del hogar

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain