Abuso infantil en EE.UU.: 55% de adolescentes denunció violencia emocional de sus padres durante el confinamiento, según los CDC

Los CDC recopilaron un conjunto de datos provenientes de una encuesta nacional a más de 7,000 estudiantes de secundaria, donde más de la mitad informó haber sufrido abuso emocional en casa durante el confinamiento

Abuso infantil en Estados Unidos

Las intensas y frecuentes discusiones de los padres frente a sus hijos también es una forma de abuso infantil. Crédito: Shutterstock

Una reciente investigación realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) demostró que los adolescentes de Estados Unidos han sido víctimas del abuso infantil, por parte de sus padres y cuidadores, durante el confinamiento exigido por la pandemia del Coronavirus.

Aunque las compañas de “quédate en casa” significaba estar protegido, no siempre fue así en muchos hogares, donde los jóvenes se sometieron a altos niveles de angustia emocional, tristeza, desesperanza e incluso intentos de suicidio.

Los CDC recopilaron datos de una encuesta nacional a 7,705 estudiantes de secundaria, realizada en la primera mitad de 2021. En este sentido, un 55.1% de estos adolescentes dijeron haber sufrido abuso emocional por parte de sus padres u otro adulto que durante el confinamiento estuvo en casa.

Por su parte, otro 11.3% de los encuestados denunció haber sufrido abuso físico.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La agencia de salud estadounidense indicó que la encuesta definió el abuso emocional como “jurar, insultar y menospreciar”, mientras que el maltrato físico fue asociado a “golpes, palizas, patadas y demás formas de daño físico”.

Estas cifras son espeluznantemente altas en comparación al año 2013, mucho antes de la pandemia, y donde otra investigación reveló que los casos de abuso infantil en Estados Unidos eran más bajos. En aquel entonces, el 13.9% de los encuestados de 14 a 17 años informó haber sufrido abuso emocional y un 5.5% reportó abuso físico.

Por si fuese poco, el 24% de los jóvenes participantes en la encuesta nacional de 2021 señaló haber pasado hambre, debido a que sus padres o cuidadores se habían quedado sin trabajo por la pandemia del COVID-19.

Durante la pandemia, la entrada de chicas adolescentes en las emergencias hospitalarias llegó a duplicarse, debido problemas de salud mental.

Y en un reporte anterior, que pertenece a junio de 2021, los CDC indicaron que los intentos de suicidio en adolescentes aumentaron drásticamente en EE.UU. durante la pandemia.

Ante el abuso infantil, el papel de la escuela es fundamental, dicen los CDC

La doctora Kathleen Ethier, psicóloga social y directora del programa de salud escolar y adolescente de los CDC, analizó la situación de esta población infantil y destacó el papel protector que las escuelas pueden desempeñar en la vida de estos jóvenes. Hizo énfasis en aquellos que son víctimas del racismo, identidad de género y el bullying generalizado.

“Las escuelas brindan una forma de identificar y abordar a los jóvenes que pueden estar experimentando abuso en el hogar”, reiteró la experta. Asimismo, se mostró preocupada ante el aumento de las tasa de abuso físico, lo que lleva al incremento de los comportamientos suicidas.

Sobre los datos del estudio, señaló que “estamos en una crisis severa en términos de salud mental entre los jóvenes, particularmente entre las estudiantes mujeres y los estudiantes que se identifican como lesbianas, gays o bisexuales”, dijo.

De acuerdo a un estudio de un grupo de 17 organizaciones nacionales en defensa de la salud mental, el suicidio es la segunda causa de muerte entre chicos de 14 y 18 años en los Estados Unidos, y uno de los factores principales es el bullying.

Te puede interesar:

En esta nota

salud infantil

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain