Bullying: 5 cosas que puedes hacer para que tu hijo deje de acosar a otros niños

Reconocer que tu hijo es quien acosa a sus compañeros puede ser igual de impactante que saber que él o ella estuviera siento acosado o acoosada. Te decimos 5 cosas que puedes hacer para que tu hijo deje de acosar a otros niños, si identificas comportamientos agresivos

Bullying, hijo acosador, Estar Mejor

Si te llaman de la escuela de tu hijo u otro representante notificándote la situación, lo peor que puedes hacer es adoptar una postura de negación. Crédito: Pexels

El bullying escolar es un tipo de violencia regular que enfrentan muchos niños en sus lugares de estudio. Normalmente el foco se posa sobre las víctimas, pero hoy hablamos de los victimarios, otros niños. Te orientamos sobre 5 cosas que puedes hacer si tu hijo es el bully o el acosador.

El acoso escolar ha sido un tema de conversación al que se le ha dado una merecida relevancia por los videos atroces que se han viralizado en redes sociales de pequeños agrediendo y siendo agredidos y casos que han terminado en fatalidad.

Reconocer que tu hijo es quien acosa a sus compañeros puede ser igual de impactante que saber que tu igual está siento acosado.

Si te llaman de la escuela de tu hijo u otro representante notificándote la situación, lo peor que puedes hacer es adoptar una postura de negación.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Tomar la situación en serio

1

Lo primero es reconocer que el bullying es una realidad y segundo, entender que tu hijo tiene un problema.

No trates la intimidación como una fase por la que está pasando tu hijo. Hay efectos duraderos en un niño agresivo, a veces incluso más que en el otro niño que está siendo lastimado.

Los acosadores que crecen como adultos con el mismo comportamiento pueden experimentar muchos problemas graves más adelante en la vida.

Habla con tu hijo sobre el acoso escolar

2

Habla con tu hijo sobre el acoso e intenta averiguar por qué él o ella está acosando.

En ocasiones, los niños se vuelven hostiles cuando se sienten tristes, enojados, solos o inseguros y muchas veces los cambios importantes en el hogar o la escuela pueden provocar estos sentimientos. Asimila y transmítele que ninguna situación justifica la violencia.

Siéntate y conversa con tu hijo de una forma amorosa. Diles que la escuela u otros padres han denunciado su comportamiento agresivo y que su comportamiento tiene que cambiar.

Identifica la causa de su comportamiento

3

Reúnete con el maestro o consejero escolar y escucha la perspectiva del maestro sin ser crítico.

Hágale saber al maestro que está dispuesto a trabajar con la escuela para ayudar a que su hijo deje de intimidar. Es importante decirle al maestro si hay algún problema familiar que pueda estar experimentando.

Revisa si en casa están acosando a tu hijo

4

Generalmente, los niños que acosan son maltratados por uno de sus padres, un miembro de la familia u otro adulto. Así que debes poner mucha atención y ser sensato al respecto, podría tratarse de ti.

Puede que haya algún ”elefante en la habitación” del que sea momento de hablar con los involucrados.

Si ha habido problemas entre los padres, alguna situación con los hermanos, etc, eso problemas se terminan proyectando en los más pequeños.

Busca ayuda de un profesional

5

Un psicoterapeuta infantil puede ser de mucha ayuda para poner a practicar la empatía de los niños y ayudarlos a gestionar sus emociones de una manera eficiente.

Además, notarás que mejoran sus habilidades de comunicación con los demás, hacen frente a sus miedos, mejora su autoestima, entre otros.

Estas recomendaciones pertenecen a STOMP Out Bullying™, la principal organización nacional contra el acoso y el ciberacoso para niños y adolescentes en los Estados Unidos.

Sigue leyendo:

Cómo educar a tus hijos en el uso de sus teléfonos: 4 tips para que estén seguros

En esta nota

crianza de los hijos

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain