Sepsis: los síntomas y riesgos de esta reacción a las infecciones

La neumonía, infecciones urinarias, infecciones de la piel o la apendicitis pueden generar una reacción desproporcionada del sistema inmunológico que termina atacando al propio cuerpo, se le llama sepsis

Sepsis, síntomas, riesgos, Estar Mejor

La sepsis debe tratarse de como una urgencia, de lo contrario puede ocasionar daños irreversibles a los tejidos, choque séptico, insuficiencia orgánica múltiple y poner en riesgo la vida. Crédito: Pexels

La sepsis es una reacción desproporcionada del sistema inmunológico a una infección que termina atacando al propio cuerpo y que potencialmente puede ser mortal.

La causa más común de la sepsis es la infección por bacterias, aunque los virus y hongos también la desencadenan, viniendo en la presentación de neumonía, infecciones urinarias, infecciones de la piel como la celulitis, infecciones del estómago o apendicitis.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cada año alrededor de 31 millones de personas sufren un episodio de sepsis; de estos, unos 6 millones de personas fallecen a causa de la reacción.

Si no se trata de manera temprana y como una urgencia, puede ocasionar daños irreversibles a los tejidos, choque séptico, insuficiencia orgánica múltiple y poner en riesgo la vida del paciente.

Los síntomas que genera la sepsis, según la  Sociedad Española de Medicina Interna, son:

  • Fiebre, que puede ser muy alta, que puede estar acompañada de escalofríos 
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Pérdida de apetito 
  • Cansancio 
  • Sensación de falta de aire o disnea
  • Sed
  • Frecuencia cardíaca rápida 
  • Presión arterial baja
  • Baja producción de orina

En presencia de sus síntomas, debe ponerse en contacto con un médico lo antes posible. Los expertos se llaman Infectólogos, quienes mediante análisis de sangre evaluarán la respuesta del cuerpo del paciente ante la infección y con ayuda del microbiólogo buscarán detectar el germen causal.

En ocasiones necesitarán pruebas de imagen para valorar la extensión del daño, más que todo con una tomografía computarizada.

Para el tratamiento elegirán el antibiótico o los antibióticos más convenientes para acabar con el problema.

En la sepsis se pueden identificar tres etapas, reseñó el diario británico The Sun:

  • Primera etapa: Una infección invade una parte específica del cuerpo (la neumonía afecta los pulmones, por ejemplo) y activa el sistema inmunológico.

Los gérmenes y toxinas producidos por las bacterias o virus abandonan el sitio original de la infección y entran al torrente sanguíneo.

Provoca la respuesta inflamatoria conocida como Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica (SIRS).

  • Segunda etapa: los órganos de todo el cuerpo se ven afectados y comienzan a deteriorarse. En casos graves, esto puede provocar insuficiencia orgánica.
  • Tercera etapa: más de un órgano deja de funcionar y el paciente experimenta insuficiencia cardiocirculatoria que conduce a una caída repentina de la presión arterial. Esto se conoce más comúnmente como shock séptico.

Sigue leyendo:

Salmonella: cuándo acudir al médico si sospechas de una infección

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain