Dieta SAD: alimentos ultraprocesados, azúcar y grasa saturada, el estandar de la alimentación estadounidense, según estudios

Dieta SAD significa 'Standard American Diet', un patrón alimenticio que conduce a severos problemas de salud. Esto debido a la presencia de grasas trans, altos niveles de sal, azúcar y aditivos

Dieta SAD

La pizza, hamburguesas y frituras son alimentos ultraprocesados que forman parte de la dieta SAD. Crédito: Freepik

Definitivamente en Estados Unidos no se come bien. Son distintas las investigaciones que respaldan un fatídico régimen alimenticio a base de comidas rápidas, ultraprocesadas, con grasas saturadas y altas en azúcar. Esto también debido a la facilidad de encontrarlas. De acuerdo al Journal of Nutrition, la mayoría de los adultos estadounidenses tienen dificultades para consumir verduras, cereales integrales y legumbres, y a su vez optan por la dieta número uno entre las peores: la dieta estadounidense estándar (SAD).

SAD, por sus siglas en inglés significa ‘Standard American Diet’, y representa un patrón alimenticio, desafortunadamente común en Estados Unidos, que conduce a severos problemas de salud: enfermedades cardiovasculares, diabetes, deterioro cognitivo y obesidad.

La dieta SAD no excluye los macronutrientes de carbohidratos, proteínas y grasas, pero el problema son los alimentos de donde se extrae, reseña Eat This. Por ejemplo, los carbohidratos provienen del azúcar añadida, la cual es consumida mucho más de lo recomendado en un día. De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), un estadounidense es capaz de consumir hasta 17 cucharaditas diarias, cuando la Asociación Estadounidense del Corazón sugiere 6 para las mujeres y 9 para los hombres.

Una situación similar ocurre con los alimentos ultraprocesados y las grasas trans, que son consumidas en altas cantidades. En la dieta SAD, según describe el Instituto de Medicina, un americano incluye la pizza, carnes procesadas como las salchichas y el tocino, las bebidas endulzadas, hamburguesas (of course) y lácteos.

También te puede interesar: Por qué las legumbres hacen a los latinos el grupo más longevo de Estados Unidos

La dieta SAD y el riesgo de enfermedades crónicas y cardiovasculares

En datos oficiales que manejan los CDC, 6 de cada 10 estadounidenses viven con enfermedades crónicas y la mala alimentación es uno de los factores principales, junto con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y la falta de actividad física.

Asimismo, en un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicina está demostrado que el azúcar añadida, muy presente en la dieta SAD, aumenta el riesgo de sufrir y morir a causa de enfermedad cardiovascular. En el caso de los jóvenes, la misma investigación apuntó que se vuelven propensos a presión arterial alta, obesidad y diabetes tipo 2.

Respecto a las grasas trans, un análisis del British Medical Journal indicó en 2015 que estos aditivos estaban asociados con el riesgo de sufrir enfermedad coronaria. También elevan las posibilidades de padecer diabetes y obesidad. La margarina, productos horneados procesados y los alimentos congelados como la pizza están repletos de grasas saturadas y forman parte de la dieta SAD.

Y finalmente la famosa ‘fast food’, que podríamos verla en cada rincón de las calles estadounidenses. Gracias a la facilidad y alcance que ofrecen, las hamburguesas, perros calientes, nachos, tacos, submarinos y demás alimentos similares contribuyen a seguir este nocivo patrón dietético.

También te puede interesar: Los aderezos de botella para tu ensalada están cargados de sal y conservantes: cómo prepararlos en casa

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain