Vitamina C: 8 formas en las que tu cuerpo te indica que debes tomar más

La cantidad recomendada de vitamina C para consumir a diario es de 65 a 90 miligramos, lo que no significa que no pueda excederse un poco más, ya que el límite máximo es de 2,000 mg

Vitamina C

La vitamina C tiene funciones vitales en la salud de tu piel y el cabello. Crédito: Freepik

Después de todo lo que ha significado el COVID-19 y todas las enseñanzas que nos dejaron los abuelos, resulta insólito que nuestro cuerpo esté experimentando una falta de vitamina C. Esta sustancia hidrosoluble, como la define Medline Plus, es fundamental para el crecimiento y desarrollo de cualquier persona, siendo de suma importancia que la consumamos a diario.

La vitamina C no para de trabajar cuando la ingresamos al organismo, siendo esencial para la piel, los tendones, vasos sanguíneos, los cartílagos, huesos, dientes. Ayudando además en otras funciones vitales como formar tejido cicatricial y la absorción de hierro. Como verás, la sustancia está en TODO.

Según Mayo Clinic, la cantidad recomendada para consumir a diario es de 65 a 90 miligramos, lo que no significa que no pueda excederse un poco más, ya que el límite máximo es de 2,000 mg. Afortunadamente, y no como buena noticia, sino como llamado de atención, nuestro organismo arroja algunas señales cuando la ingesta de la vitamina es muy baja. Veamos cuáles son:

También te puede interesar: Fresas a diario, contra cáncer e hipertensión: los 6 beneficios de incluirlas en tu dieta

¿Te falta vitamina C? Así lo manifiesta tu organismo

Sangramiento en las encías y gingivitis

1

Las encías son el bulto carnoso de la cavidad bucal que cubre las mandíbulas y protege la raíz de tus dientes. Cuando tu cuerpo no consume las cantidades de vitamina C que son ideales, notarás que hay una debilidad en esta zona, producuendo la inflamación (gingivitis) y probablemente un sangrado.

Sin embargo, siempre debes descartar que no se trata de una higiene bucal deficiente. Pero si cepillas tus dientes con frecuencia y mantienes tu boca aseada, experimentando estos dos síntomas, entonces sí podría tratarse de escasa vitamina.

Esmalte dental débil

2

Es otro signo similar al escenario anterior. El esmalte dental es la capa superficial de los dientes que los protege durante el proceso de masticación.

Así como una mala higiene bucal provoca su desgaste, también lo produce la falta de vitamina C, originando abolladuras en los dientes, astillados e incluso volviéndolos un poco más amarillentos.

Inmunodepresión

3

Es la indicación más común que expresa tu organismo, pues la vitamina C es un gran aliado para subir las defensas ante enfermedades como el resfriado común.

Lo correcto siempre es consumir alimentos ricos en ella o bien ingerir un suplemento a base de vitamina C, para que tu sistema inmunológico se mantenga en óptimas condiciones.

Mala cicatrización en las heridas

4

Las bondades de esta vitamina se reflejan mucho desde la piel, su elasticidad, hidratación y en la capacidad para sanar algunas heridas. Sin embargo, si notas que la cicatrización es tardía o deficiente, presta atención a las cantidades que consumes a diario.

Cabello frágil o maltratado

5

¿Quién dice que el cabello no “habla”? basta con que no estemos al día con las dosis de suplementos que necesitamos para que comience a reclamarte. Y uno de ellos es la vitamina C, que ayuda a combatir la caída del cabello gracias a que estimula la producción de colágeno, esencial para que cada hebra se mantenga fuerte.

Piel seca

6

Al ser la vitamina C un poderoso antioxidante, si no consumimos las cantidades necesarias no podremos eliminar ese estrés oxidativo de la piel, que provoca sequedad y envejecimiento prematuro.

Hematomas

7

Otro punto vital del antixodiante, el cual produce colágeno en las células de la piel para que mantenga una buena estructura y retrase los signos del envejecimiento. En caso contrario, tu cuerpo te indicará mediante las hematomas.

Probablemente notes que tienes un morado en el brazo y ni siquiera te diste cuenta cuándo te golpeaste. Quizás el golpe fue tan sutil que ni lo sentiste, pero la escasez de vitamina C permitió que terminaras con una marca.

Dolor en las articulaciones

8

De acuerdo al portal Vida C, un estudio publicado por Artritis y reumatismo, en junio de 2005, demostró que el consumo cotidiano de vitamina C ayuda a reducir los niveles de ácido úrico en el cuerpo. Esto a su vez ayuda a prevenir la inflamación en las articulaciones, que evidentemente produce dolor.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain