Fresas a diario, contra cáncer e hipertensión: los 6 beneficios de incluirlas en tu dieta

A partir de este momento considera la fruta como un aliado con brillantes aportes para tu salud. De acuerdo a los expertos, la realidad es que las fresas lo tienen todo

fresas a diario

Además de ser ricas y sensualmente exóticas, las fresas protegen tu organismo de múltiples maneras. Crédito: Vanesa Conunaese | Unsplash

Cuando vemos las fresas pensamos en que es una fruta deliciosa, que complace algunos antojos y que incluso podemos combinar con algunos alimentos. Pero… ¿realmente conoces cuántos beneficios le brindas a tu cuerpo cuando las comes? Descúbrelo con nosotros, porque a partir de ahora ese batido o yogurt matutino estará reinado por las fresas.

En tus waffles, panquecas, quizás en tu cereal favorito o, por qué no, una sencilla taza de fresas que estás en disposición de disfrutar. Acá lo más importante es que consideres la fruta como un aliado con brillantes aportes para tu salud, desde protegerte de la hipertensión hasta inhibir la producción de células cancerígenas. La realidad es que las fresas lo tienen todo.

6 beneficios de comer fresas todos los días

Piel más suave y radiante

1

Una de las bondades más ignoradas por parte de las fresas es su alto contenido en vitamina C. De acuerdo a The Nutrition Twins, tan solo cinco fresas de buena proporción contienen la cantidad necesaria para producir el colágeno que mantienen tu piel suave y flexible.

Los expertos aseguran que para el cuidado de la piel, esta fruta también aporta antioxidantes, los cuales combaten el daño de los radicales libres y la inflamación, brindándote un aspecto para la piel más joven y brillante.

Regula la presión arterial

2

Tammy y Lyssie Lakatos, dos hermanas gemelas especialistas en nutrición, apuntan que las fresas son una excelente fuente de potasio, lo que te ayuda a mantener estable la presión arterial, reseñó Eat This.

Y es que comer solo una taza de fresas a la semana ya es un aporte brillante para reducir el riesgo de hipertensión, señala un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition. Cuando la presión arterial se reduce, hay menor riesgo de enfermedades cardiacas y accidente cerebrovascular.

Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer

3

Esta es otra bondad producto de los antoxidantes que contienen las fresas. Cuando las comes, gozas de una maravillosa sustancia natural llamada ácido elágico, que inhibe el crecimiento de células cancerígenas.

Por si fuese poco es la fruta con mayor cantidad de fisetina, un flavonoide con propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas, destacan las dietistas Tammy y Lyssie Lakatos.

Renueva la salud de tus ojos

4

¿Cuántas veces te dijeron que comer zanahorias es buenísimo para la vista? Perfecto, continúa haciéndolo y ahora integra las fresas en esa rutina de salud ocular. Gracias a la vitamina C ya mencionada, la fruta revitaliza los vasos sanguíneos y tejidos alrededor de tus ojos.

Contribuye a bajar de peso

5

La realidad es que las fresas están llenas de fibra y tan solo una taza te ofrece hasta 3 gramos, que es el equivalente al 10% o 12% de la ingesta diaria que necesitas (25-30 gramos), precisa una investigación publicada por la Asociación Estadounidense del Corazón.

Tammy y Lyssie Lakatos recomiendan las fresas como un sustituto de los dulces cuando se producen esos antojos del día, ya que en una taza encontrarás la fibra para saciarte y la complacencia de azúcar traducida en solo 50 calorías.

Previene la diabetes

6

Cuando comes fresas, la digestión de glucosa de tu cuerpo tiende a ralentizarse, lo que ayuda a regular los picos de azúcar en la sangre que se producen después de una comida donde hubo carbohidratos.

Según explica Eat This, este efecto es importante para prevenir el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain