Sexo sin amor: qué tan saludable es tener relaciones sexuales solo por placer

Dos sexólogas explican que el amor de pareja y el placer deben diferenciarse desde lo emocional para que el sexo fluya naturalmente. Consideran que el disfrute sexual no puede vivirse desde la culpa

Sexo sin amor

La sexualidad acumula una gran variedad de mitos que la distorsionan y nos alejan del placer. Crédito: Freepik

¿Un pecado? ¿falta de amor propio? ¿un vacío emocional? Estos son algunos de los calificativos que solemos aplicarle a la idea o al hecho de tener relaciones sexuales con alguien cuando no involucramos nuestros sentimientos. Probablemente es lo más parecido al sexo casual, que tiene sus ventajas y consecuencias psicológicas, sin embargo, hoy vamos a profundizarlo un poco más.

Andrea Aguilar, terapeuta sexual y creadora de la cuenta Más allá del orgasmo, considera que el amor de pareja y el placer necesitan ser diferenciados desde lo emocional para que el sexo fluya de manera natural. A su criterio, la sexualidad siempre requiere amor, que no es lo mismo que el romance.

“Tener sexo con amor no quiere decir que haya una relación romántica con esa persona y que te quieras casar y que quieras tenerla toda la vida. Con amor quiere decir que estés conectada en amor, en ese momento, mientras lo estás haciendo. Es decir, que te conectas con tu corazón, que le deseas lo mejor a esa persona, que deseas la conexión con esa persona y estás amando lo que está ocurriendo en ese momento”, analizó Andrea Aguilar.

Desde un live en Instagram, la experta en placer femenino reiteró que “podemos abrir el corazón a un encuentro sexual que luego no tiene una relación de pareja”.

Asimismo, indicó que en el escenario opuesto también se viven las mismas confusiones sobre el placer y el amor de pareja. “Tienes a esa persona, la amas profundamente, pero cuando llega el momento de tener sexo finges, no te apetece o lo haces porque te lo piden. Esto es el sexo sin amor y sin conexión”, aclaró. Aguilar advirtió que este tipo de situaciones “dañan el cuerpo, te hace querer menos y te separa energéticamente de tu pareja”.

Saca de tu mente la pregunta sobre qué está bien y mal en las relaciones sexuales

Nuria Peguera, facilitadora y alquimista femenina, señaló que uno de los grandes problemas que tienen los seres humanos respecto a la sexualidad es vivirla desde la culpa, eternamente preguntándonos si lo que hicimos ha estado bien o mal. Por supuesto, fuera de lo que significa la infidelidad.

“Estamos tan en la culpa y seguimos relacionando el placer como algo malo, como que cuando tengo demasiado placer, ¡Uy! ¿Qué pasa cuando siento demasiado placer, pero no estoy enamorada de esa persona? ¿qué es estar enamorado, qué es amar?”, se preguntó la sexóloga, a modo de describir los ahogos mentales a los que nos sometemos.

“Mira, todo lo que hagas, hazlo desde el amor, desde el corazón. Esa pregunta sobre qué está mal o está bien, sácala, y enfócate en escuchar el cuerpo, porque es tu cuerpo el que te da las respuestas y para eso hay que hacer un entrenamiento cotidiano”, explicó Peguera.

En una reflexión a su estilo, la terapeuta sexual Andrea Aguilar, añadió que en los tiempos actuales, “entre la pornografía y el disney nos han vuelto locos. Con eso de los príncipes azules se nos cruzan los cables”.

En esta nota

sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain