Vasectomía: las 10 cosas que hombres y mujeres se preguntan sobre la esterilización masculina

La cirugía menor consiste en bloquear el paso de los espermatozoides para que no sean expulsados en la eyaculación e impedir cualquier posibilidad de un embarazo durante las relaciones sexuales

vasectomía

Entre mitos y realidades, la vasectomía es una decisión por parte de los hombres para cortar su reproducción. Crédito: Freepik

La vasectomía es una operación que tiene muchos mitos y realidades, en gran parte producto de la desfinformación. Este método, seguro y confiable de esterilización masculina, consiste en una cirugía ambulatoria donde el médico impide que los espermatozoides sean expulsados a través de la eyaculación, reduciendo toda posibilidad de un embarazo durante las relaciones sexuales.

En términos técnicos, el especialista debe abrir el escroto (bolsa testicular) para llegar a los conductos deferentes, hay uno en cada testículo. Una vez que llegue a cada tubo, realizará un corte y cierre, de modo que el paso de los espermatozoides quede imposibilitado. Al ocurrir esto, la célula reproductora masculina no se unirá a la carga seminal que suelta a través de la uretra al eyacular.

Aunque es una cirugía que los médicos consideran sencilla, existen dudas importantes acerca del procedimiento, desde el desempeño sexual luego de la vasectomía, hasta las posibilidades de poder revertirlo. Acá te respondemos:

10 preguntas sobre la vasectomía

¿Priva del orgasmo?

1

No. El placer sexual del hombre no se verá afectado en lo absoluto, por lo que seguirá disfrutando de los encuentros íntimos e incluso con mayor entrega y confianza, ya que no tendrá la presión de que ocurra un embarazo no deseado.

¿La eyaculación sigue con normalidad?

2

Sí. La única diferencia es que el semen no contendrá espermatozoides, que es objetivo principal de la vasectomía para cortar la posibilidad de un embarazo.

¿Cuánto tiempo tarda la cirugía?

3

De acuerdo al portal Web MD, el proceso es de carácter ambulatorio y no debería tardar más de 30-40 minutos. Una vez terminado, el paciente vuelve a casa, ya que no requiere de hospitalización.

Un día de absoluto reposo es suficiente para recuperarse de la vasectomía. Praticársela un viernes es perfecto, ya que el fin de semana permite descansar un poco más y estar completamente bien para el siguiente lunes.

¿La vasectomía es dolorosa?

4

Lo más probable es sentir un dolor leve, además de hinchazón en el escroto (bolsa testicular) y posiblemente un poco de sangrado. Sin embargo, estos escenarios no se presentan con frecuencia y tampoco suelen ser graves.

¿Es 100% efectiva?

5

Los métodos anticonceptivos siempre son casi un 100% efectivos, pero nunca en su totalidad. Al tratarse de una cirugía, se espera que la seguridad sea perfecta, sin embargo, en casos muy raros los tubos deferentes podrían volver a unirse.

Si esto ocurre hay posibilidad de que los espermatozoides sean expulsados con la carga seminal, elevando las probabilidades de un embarazo. Para evitar una sorpresa, algunos expertos recomiendan un seguimiento de la cirugía para verificar que todo vaya en orden.

¿Puede haber complicaciones?

6

Aunque no son comunes, las complicaciones más ocurrentes son hematomas, inflamación e infección. No son situaciones graves pero los síntomas para identificarlo son: dolor o sensación de presión en los testítulos, hidrocele, que es un saco de líquido alrededor de la bolsa escrotal y espermatocele, que consiste en un quiste en el tubo deferente que comienza a acumular espermatozoides.

¿Afecta el tamaño del pene?

7

No. La vasectomía no tiene absolutamente nada que ver con el tamaño del pene, sino con el proceso para la liberación de espermatozoides a través de la eyaculación. Cualquier relación entre la cirugía y la longitud del pene tan solo se trata de mitos.

¿Puede reducir el deseo sexual?

8

No. Los resultados de la cirugía no afectan el impulso sexual, tampoco la eyaculación y mucho menos el orgasmo.

¿Cuánto cuesta una vasectomía?

9

Siempre dependerá de la zona de Estados Unidos, así como el consultorio donde se realice y el médico particular que vaya a practicar la cirugía. Por lo general oscila entre $500 y $2,000 dólares, con la posibilidad de ser cubierta por algunos seguros médicos.

¿Puede revertirse?

10

Sí. El primer método consiste en una vasovasostomía, una cirugía donde el médico cose los extremos de los conductos deferentes desde los testículos hasta el pene. Y la segunda forma es través de una vasoepididimostomía, pero es un procedimiento más complejo y solo se realiza si el especialista lo considera necesario.

Por lo general tardan entre 3 y 4 horas y la recuperación requiere de unas dos semanas.

En esta nota

sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain