Coronavirus: Salud Pública de Los Angeles llama al urgente uso de mascarillas, incluidos los vacunados

Del 4 al 18 de junio, un total de 123 personas se han infectado en Los Angeles con la variante Delta del Coronavirus. Los CDC no vislumbran cambiar su última guía de normas sanitarias

uso urgente de mascarillas

Pese la recomendación de reanudar el enmascaramiento, funcionarios de salud afirman que la solución es vacunarse. Foto: Freepik

¡Pónganse la mascarilla! Este es el llamado que las autoridades de salud pública en Los Angeles están compartiendo a la ciudadanía, luego de la amenaza en la que se ha convertido la variante Delta del Coronavirus, más peligrosa y transmisible. Tanto personas vacunadas como no vacunadas deben enmascararse nuevamente en espacios públicos interiores como restaurantes y tiendas.

Hace apenas 15 días toda California había abandonado la normativa de utilizar tapabocas para quienes cumplieron con ambas dosis de los antídotos disponibles en Estados Unidos, como Pfizer y Moderna. La única excepción era al momento de usar el transporte público o ingresar a escuelas y hospitales. La decisión estaba en sintonía con la última guía de recomendaciones que entregaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) a mediados de mayo.

Sin embargo, del 4 al 18 de junio un total de 123 personas se han infectado en Los Angeles con la variante Delta del Coronavirus, que fue descubierta en India y también mantiene en alerta al Reino Unido. Cabe destacar que de los casos reportados en el condado, 10 estaban completamente vacunados, por lo que no necesitaron atención hospitalaria. Del resto, 110 no tenían ningún antídoto y los otros 3 mantenían una sola dosis.

La doctora Bárbara Ferrer, directora de salud pública de Los Angeles, reiteró la importancia de cumplir con el proceso de vacunación. “Las personas completamente vacunadas están bien protegidas contra enfermedades graves y aquellas causadas por variantes preocupantes como la Delta”, expuso en un comunicado oficial, según reseña The Washington Post.

Uno de los objetivos principales de instar nuevamente al uso de mascarillas es evitar que la población vacunada, que podría portar el virus y sus variantes sin presentar complicaciones, lo transmita a otros usuarios no vacunados o parcialmente inmunizados.

“Queremos entender y asegurarnos de que las personas completamente vacunadas no se infectan en porciones grandes o pequeñas”, dijo el doctor Muntu Davis, oficial de salud de Los Angeles.

Los CDC no se plantean un cambio en la guía de recomendaciones ante el Coronavirus

Pese a que la variante Delta es una amenaza que preocupa al sistema de salud pública de Estados Unidos, los CDC no vislumbran una modificación en su última guía de recomendaciones, donde permiten que las personas completamente vacunadas se quiten la mascarilla en la mayoría de entornos.

Kristen Nordlund, portavoz de los CDC, emitió un comunicado donde justificó los motivos: “Contamos con la suerte de tener vacunas altamente efectivas en este país, que están ampliamente disponibles para los mayores de 12 años”.

Asimismo, reiteró que quienes cumplieron su vacunación están protegidos, “incluso de las variantes que circulan actualmente”. “Ese no es el caso en todos los países”, soltó al final, a modo de comparar la efectividad en el proceso que se vive en Estados Unidos.

Rochelle Walesnky, directora de los CDC, ya había transmitido la misma percepción el pasado miércoles, en el programa Today de NBC. La funcionaria señaló que los legisladores locales son quienes deben elaborar políticas internas en sus zonas.

Calificaron a Los Angeles como un caso atípico en su llamado de reanudar el uso de mascarillas. Tanto Pensilvania como Washington retiraron el martes la normativa sobre el uso de mascarillas para las personas completamente vacunadas.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain