Qué es el negging: la forma de “seducción” que podría dañar tu autoestima

No es sarcasmo, tampoco humor negro y ni siquiera se califica como algo machista. El 'negging' va un poco más allá, una conducta negativa y hasta con aires de superioridad ante los demás

qué es el negging

Aunque se disfraza como un "halago", el 'negging' es una conducta de piropos negativos. Foto: Freepik

La acción de flirtear… o ligar, como también se le conoce, tiene sus propias normas que viajan desde el sentido común hasta las habilidades propias de cada persona para obtener éxito. Mientras pasan los años se incluyen nuevos términos y hábitos de seducción, pero existe uno en particular que mantiene un significado nocivo: el ‘negging‘.

No es sarcasmo, tampoco humor negro y ni siquiera se califica como algo machista. El ‘negging’ va un poco más allá, y aunque entra en la categoría de “seducción” o “coquetería” es un comportamiento capaz de lastimar el autoestima de otros, reseña Revista GQ.

El ‘negging’ al español significa negar y surge de la expresión negative compliment. Consiste básicamente en un piropo negativo donde la persona que lo profesa demuestra aires de superioridad o de insatisfacción ante lo que está viendo, es decir, a ti. ¿Horrible, cierto?

Imagina algo como esto: “te ves muy bien para la edad que tienes” o “te queda genial ese peinado, aunque yo jamás lo llevaría”. Este tipo de expresiones son característicos del ‘negging’, donde no sabes si dar las gracias o llamarle idiota. “Estás guapa cuando te maquillas”… otro “piropo” que para cualquier mujer sería un insulto directo.

Si la ‘ley del hielo’ te parece una acción dañina entre parejas, este fenómeno del ‘negging’ luce mucho peor. La doctora Elena Requena, sexóloga y especialista en pareja, considera que más que una forma de “seducción” resulta “una necesidad de etiquetar o patologizar conductas para hacerlas más identificables o para no ahondar mucho en ellas”.

El ‘negging’ es un atentado al autoestima

“Siempre y cuando la otra persona se lo tome a pecho”, advierte la especialista. Pero es una realidad que la conducta puede afectar considerablemente el autoestima de los más vulnerables. Lo más cruel del caso es que podrían sentirse confundidos ante la posibilidad de una crítica o un cumplido, aceptando recibir más comentarios para tratar de identificar qué le quieren decir.

El ‘negging’ podría entrar también en una especie de flirteo y aclaratoria mal jugada, es decir, “te ves estupenda, pero no vayas a pensar que es un halago, no estoy coqueteando”.

La doctora Requena recomienda que al captar que una persona adopta frecuentemente este tipo de comentarios con doble intención es momento de enfrentarla y corregirla. “Quizás no sea ni consciente de que lo está haciendo”, dice la especialista.

La conducta puede invocar con facilidad duelos de ego, crear ambientes tensos o la mala reacción de alguien más susceptible y con buena percepción al doble sentido. La realidad es que el ‘negging’ es un villano oscuro, de esos que uno prefiere no toparse.

El gran problema ocurre cuando quien lo expresa es consciente de su intención. Ya en este caso hablamos de un patán, para los hombres, o una cruel mujer que necesita desprestigiar a sus colegas del género. Y es que también es una forma de establecer desigualdad: “Yo estoy por encima”.

“Cuando intentamos sobresalir por encima del otro, la realidad es que solo revelamos nuestras propias inseguridades. Para evitar ser artífice del ‘negging’, lo mejor es realizar un ejercicio de autoconocimiento. Además, no tiene nada de malo advertir a tus cercanos que te ayuden a controlarlo, ya que no siempre podría haber consciencia del comportamiento”, analizó la doctora Elena Requena.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain