Por qué un divorcio puede ser más difícil para los hombres

Aunque ambos géneros sufren en una ruptura matrimonial, las investigaciones demuestran que las mujeres tienden a avanzar y evolucionar, mientras que ellos buscan retroceder

un divorcio para los hombres

De acuerdo a los estudios, básicamente los hombres se siente "perdidos" emocionalmente luego de un divorcio. Foto: Freepik

Se suele pensar que el género masculino supera con mayor facilidad una separación matrimonial, sin embargo, hay estudios demuestran lo contrario. A diferencia de los estereotipos que se han creado sobre los hombres y su aburrimiento ante la “monogamia”, la realidad es que ellos también quieren una vida estable en pareja.

De hecho un divorcio les puede afectar mucho más que a una mujer, afirma Psychology Today. Y la clave de toda la investigación es que “se vuelven dependientes emocionalmente de sus esposas”. ¿No lo puedes creer? Pues lee esto: Una encuesta de la investigación arrojó que el 71% de los hombres asegura recurrir a sus parejas cuando se sienten deprimidos, mientras que solo el 39% de las mujeres escogieron a sus maridos.

Por supuesto que dicha depresión o un golpeado estado de ánimo puede originarse por distintas razones, pero sin duda que una separación es uno de esos escenarios.

Las mujeres casadas suelen encontrar mayor apoyo emocional en otras personas que los hombres, especialmente en sus amigas. En cambio, pese a que los hombres igualmente tienen aliados y familiares, suelen resistirse más a buscar ayuda en otro alguien que no sea su cónyugue.

Los estudios han confirmado que el género masculino está “neuroquímicamente predispuesto” a que una ruptura matrimonional sea más difícil de sobrellevar. Esto inculye el no aceptar ayuda de otras personas para sobreponerse, aun cuando saben que la necesitan.

Los hombres recaen en los malos hábitos anteriores al matrimonio

La salud de los caballeros se ve afectada cuando se separan de sus esposas, apuntan las investigaciones. Esto se debe a que su estilo de vida sufre una serie de cambios tal como el consumo de bebidas alcohólicas, mala alimentación y el uso de cigarrillos y tabaco.

Posiblemente sean los mismos malos hábitos que logró superar gracias al apoyo de su pareja. Al no estar ahora con ella, el hombre siente que es la alternativa más inmediata y lo canaliza como una mezcla de “libertad” y despecho. Esto sin contar las malas influencias de ciertas amistades.

Asimismo, está comprobado que las mujeres hacen que la vida de sus maridos sea mucho más equilibrada y saludable, por lo que sin ellas podrían recaer.

También se demostró que luego de un divorcio y la complicada superación emocional, los hombres sienten deseo de volver a casarse, pues se convierten en más dependientes de sus nuevas parejas. Sin embargo a la mayoría de las mujeres les ocurre al contrario: les cuesta más volver a interesarse en el matrimonio, ya sea viudas o divorciadas con hijos. Esto ocurre porque, a diferencia del género masculino, ellas tienden a ver el matrimonio como un compromiso donde su autonomía se ve limitada y sus compromisos aumentan.

Nada de esto significa que los hombres son los únicos que sufren en un divorcio. Las mujeres también padecen la separación como todo el proceso emocional que implica, no obstante, lo manejan con el objetivo de avanzar y evolucionar, mientras que ellos desafortunadamente buscan retroceder.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain