Curar la depresión: 50% de quienes necesitan terapia psicológica no la buscan por el costo

Los usuarios encuestados indicaron que se rehúsan a la asistencia de salud mental, aun cuando saben que la necesitan. Otro grupo manifestó que no tenía tiempo suficiente para recibir la atención

terapia psicológica

A raíz del COVID-19, los casos de depresión y ansiedad se triplicaron en los Estados Unidos. Foto: Freepik

Entre el pasado 30 y 31 de marzo la plataforma de encuestas SurveyMonkey interactuó con más de 1,300 personas con temas relacionados a beneficios, asistencia y condiciones psicológicas como la depresión y ansiedad. Y ahora en mayo, en motivo del Mes de la Concientización sobre la Salud Mental, los resultados reflejaron que el 50% de las personas no solicitaba terapia.

En una cifra más amplia, el 71% de los encuestados afirmó tener acceso a las atenciones médicas psicológicas a través de su empleador, mientras que otro 15% desconocía si contaba con estas ventajas por medio de su trabajo fijo.

Pero el dato más destacado y alarmante representa al 38% de personas que señalaron no haber solicitado asistencia de salud mental, aun cuando sabían que la necesitaban. Según People Business World, el 38% de este grupo manifestó que era “demasiado cara”, otro 35% indicó que era “demasiado difícil” y un 28% apuntó que “no hay suficiente tiempo”.

Pero estas no fueron las únicas preocupaciones de los usuarios. También afirmaron desconfiar de la confidencialidad en el historial médico de los pacientes, mientras que un 23% no buscó asistencia de salud mental ya que no pudo encontrar un proveedor.

El empresario Kristian Ranta, director y fundador de Meru Health (proveedor de atención mental online), expresó sentirse impactado por ver a tantas personas sin solicitar una asistencia cuando realmente la necesitaban.

“Los empleadores deben asegurarse de que todos los empleados conozcan sus beneficios de salud mental, saber que estos programas son completamente confidenciales y que no es vergonzoso pedir ayuda”, dijo el ejecutivo.

Las personas prefieren ser atendidos digitalmente que en persona

Tanto el 31% de empleados como empleadores coincidieron que en términos de beneficios de salud mental, debe haber una cobertura total de costos por atención psicológica, mientras que otro 24% indicó que tenía que mantenerse una rápida atención.

Curiosamente también hay una preferencia por las consultas digitales: 1 de 4 pacientes, es decir un 24%, se siente más cómodo si es atentido a través de una pantalla y no en persona, siendo hombres los que más optaban por esta alternativa. La cifra aumentó (33%) entre los pacientes de 30 a 44 años y disminuyó a 25% para los jóvenes de 18 a 29 años.

Para el empresario Kristian Ranta, las vías digitales ofrecen “una opción flexible y de bajo umbral para recibir atención cuando y donde sea necesario”. Asimismo, apuntó que los chats de asistencia mental les permite “hablar con alguien cuando lo amerita sin tener que esperar a su cita”.

El director ejecutivo de Meru Health se refirió también a la pandemia del COVID-19 como un detonante que triplicó los casos de ansiedad y depresión en Estados Unidos. Desde la propia data de su servicio digital, Ranta detalló que la atención a los pacientes se elevó a 5 veces más en 2020.

Finalmente destacó que los empleadores se han dado cuenta que otorgar estos beneficios “no solo reducen las barreras para la atención de afecciones, sino que demuestran ser más efectivos que la terapia convencional”.

En esta nota

salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain