Postparto y salud mental: cómo identificar si tienes un trastorno obsesivo-compulsivo con tu bebé

El perfeccionismo al cuidar a tu bebé y la sobreprotección son algunos signos que te ayudarán a conocer si padeces del trastorno durante tu etapa posparto

trastorno obsesivo-compulsivo

La condición mental ocurre con mayor frecuencia en las madres primerizas. Foto: Freepik

La ansiedad y depresión son los problemas más comunes que se han logrado detectar durante el embarazo y la etapa postparto de una madre. Sin embargo, una nueva investigación sugiere que el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) hacia el bebé es otra de las condiciones que sigue pasando desapercibida, por lo que los especialistas ahora se centran en mejorar los métodos para identificarlo.

Nichole Fairbrother, líder del estudio y profesora clínica de la Universidad de Columbia, en Carolina del Sur, indicó que existe una “prevalencia del TOC de 7.8% durante todo el embarazo”. Pero lo alarmante es que la cifra se elevó a 16.9% “desde que inicia el periodo postparto hasta 38 semanas después”.

Asimismo, precisó que el trastorno se presenta con mayor frecuencia en el postparto las madres primerizas, afectando al menos un 3% de las mujeres.

Aunque suele confundirse con la depresión postparto, existen maneras de saber si estás padeciendo esta condición ligada a la salud mental y que bajo ningún motivo debe ignorarse. Con el aporte del portal Eres Mamá, te contamos cuáles son:

6 signos para identificar el trastorno obsesivo-compulsivo hacia tu bebé

Insomnio y falta de descanso

1

Básicamente por cuidar al bebé, aún si está tranquilo y en perfectas condiciones. Es común que sientas temor de quedarte dormida y que pueda necesitarte, pero caer en el insomnio o descansar muy poco es una señal del trastorno obsesivo-compulsivo, incluso si recibes el apoyo de un tercero.

Sobreprotección

2

Uno de los ejemplos más comunes es llevar al bebé en tus brazos todo el tiempo para protegerlo de cualquier peligro.

La solo idea de dejarlo en la cuna, la cama o un sillón te parece absurda, ya que tu única comodidad es que permanezca pegado a ti.

Manías repetitivas

3

Revisarle el pañal cada 10 minutos, cambiarlo siempre en el mismo lugar o estirilizar el biberón más veces de lo necesario son algunas acciones que pueden convertirse en manías, típicas del trastorno obsesivo-compulsivo postparto.

Acumular objetos para tu bebé

4

Significa adquirir todo lo que el pequeño podría necesitar, adelantando los tiempos o abusando del “por si acaso”. Es una forma de darte la sensación de tranquilidad por saber que nada le hace falta.

Escondes o te alejas de todo lo que dañaría al bebé

5

Guardas los cuchillos o cualquier objeto filoso, productos químicos e incluso sacas a la mascota al patio. Aunque tu bebé apenas sostiene el peso de cabeza, mantener todas estas cosas alejadas te producen “tranquilidad”.

El perfeccionismo

6

Otro signo común del trastorno obsesivo-compulsivo, ya que todo debe ser al pie de la letra, tal como lo indican los libros. De lo contrario el bebé puede lastimarse o eres una mala madre.

trastorno obsesivo-compulsivo
Cuando se manifiesta el TOC, la única forma de que la madre se sienta “tranquila” es junto al bebé. Foto: Freepik

El trastorno obsesivo-compulsivo postparto se desarrolla por pensamientos intrusivos

Así lo afirmó la doctora Nichole Fairbrother, quien también reconoció que las preguntas estándar que se utilizan para diagnosticar el TOC no incluyen algunas experiencias de las madres primerizas en su etapa posparto.

Advirtió que además de pensar en posibles daños que pueda sufrir el bebé, “también presentan pensamientos intrusivos no deseados de lastimar al bebé a propósito, aunque no quieran hacer eso”. Esto le puede ocurrir a cualquier persona, pero es realmente para las nuevas mamás, aclaró Fairbrother.

Finalmente destacó que el apoyo de los familiares es clave para buscar una solución al trastorno obsesivo-compulsivo postparto. No quiere decir que la madre se despegará de su bebé, por lo que también requiere paciencia.

Y la ayuda de profesionales en psicología es vital para que la condición se supere progresivamente. “Tenemos claro que necesitamos pantalla para esto y tenemos que educar a los proveedore de atenció ante el TOC”, concluyó la doctora.

En esta nota

cuidados post-embarazo embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain