Cómo acompañar a tus hijos adolescentes en su primera relación de pareja

Enamorarse por primera vez es una bomba de emociones para los adolescentes, por lo que es fundamental guiarlos y aconsejarlos

adolescentes primer amor

Sin irrumpir en su privacidad, puedes supervisar que la relación no esté causando un daño emocional. Foto: Freepik

Los padres solemos sentir que nuestros hijos crecen a la velocidad de la luz. Un día los tenemos cargados y de repente se han convertido en adolescentes, etapa en la que empiezan a experimentar nuevas emociones como enamorarse por primera vez.

Acompañarlos en su primera relación de pareja es fundamental como buenos padres. Esta es una fase profundamente importante en su desarrollo integral y que puede ser trascendental en el manejo de su conducta y madurez psicológica.

La adolescencia trae consigo una serie de cambios físico y hormonales. Según el portal Eres Mamá, es una transición entre la niñez y la adultez, por lo que asimilar todos los cambios no es tan sencillo, ni para ellos ni para los padres.

Cuando un adolescente se enamora por primera vez vive emociones intensas, atracción sexual y otra serie de sentimientos nuevos que los llevan “hasta las nubes”, pero que también podrían lastimarle.

adolescentes primer amor
Es recomendable guiarlos en el equilibrio de dar y recibir, para que no salgan lastimados. Foto: Freepik

Debemos ser muy abiertos y tratar de entender todo lo que están experimentando. Recordar que en alguna oportunidad también estuvimos en su lugar es vital para brindarle todo el apoyo posible.

Es normal que te invada el temor de que le lastimen el corazón, pero lo más sabio es prepararnos para manejar esta situación de la mejor manera.

Cómo puedes acompañar a tu hijo en su primer noviazgo

1) Habla sin tabúes sobre las relaciones sexuales

Sí, tu “bebé” ya creció y necesita conocer sobre la sexualidad. Este tema es muy evadido por los padres y por desinformación los hijos suelen cometer errores. Debes tratar con naturalidad este asunto y ser abierto con él o ella, ya que también podrían incomodarse.

Transmitirles datos sobre este tema tan delicado es fundamental para que sean responsables, se protejan de enfermedades y de embarazos no deseados. Asimismo, conocer la diferencia entre la intimidad y el abuso sexual.

adolescentes primer amor
El primer beso, otro escenario que significa un antes y después en todo adolescente. Foto: Freepik

2) Cuídalo de las relaciones tóxicas

Debes educar a tu hijo o hija de modo que pueda identificar cuándo una relación se convierte empieza a ser dañina. Enséñale en base a tus propias experiencias qué es lo sano y qué no lo es en un noviazgo.

Nadie está exento de sufrir una decepción amorosa, pero es muy distinto a que se sumerja en una relación tóxica y más a su corta edad. Este tipo de trabas emociones podrían provocarle serios daños a los adolescentes, e incluso afectarles en el futuro.

3) Conoce a su pareja

Es la mejor estrategia para involucrarte en su primera relación amorosa. Dile que invite a esa persona a un almuerzo familiar, así podrás saber de quién se trata, conocerla y analizar si es de conveniente para tu hijo o hija.

Además, esto activará una confianza en la que, ante cualquier situación extraña o adversa, seas el primero en enterarte.

4) Prepárate para un escenario de desamor

En el caso de que la relación se termine y el adolescente esté muy afectado emocionalmente, debes acompañarle para que pueda superar la decepción en forma sana.

Hazlo con mucho tacto para que se no se siente presionado o abrumado. “Olvida lo que pasó”, “estás muy joven todavía” y “lo mejor es no enamorarse” no son frases acertadas, por lo que podría sentirse menospreciado y ofendido.

adolescentes primer amor
El despecho o desamor es un escenario donde tu hijo o hija podría requerir mayor apoyo emocional. Foto: Freepik

Dale su espacio, espera que decida soltar algunos detalles y bríndale consejos reales, aquellos errores que haya cometido o quizás que haya permitido.

“Date tu tiempo y vas a reponerte”, “sal con tus amigos, así te entretienes” o “pidamos una pizza y me cuentas” son palabras mucho más alentadoras.

En esta nota

crianza de los hijos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain