Esto le pasa a tu cuerpo cuando consumes azúcar

No se puede negar: añadir azúcar a algunos alimentos puede mejorar su sabor pero, a cambio, hay que pagar un precio muy alto para nuestra salud

azucar

El azúcar en exceso puede tener serias consecuencias en tu cuerpo. / Foto: Unsplash

El azúcar es uno de esos alimentos que en los últimos años, junto con los carbohidratos, se ha convertido en uno de los villanos favoritos de la alimentación saludable, pues lo que le pasa a tu cuerpo cuando consumes azúcar en exceso puede tener serias consecuencias en el organismo, incluida la obesidad y la temida diabetes.

Además de tener un precio accesible, generalmente, hay muchos tipos de azúcar como el moreno, el mascabado o el refinado; y también tiene diferentes nombres como sacarosa, dextrosa, remolacha o caña de azúcar, entre otros. Una cucharadita de azúcar aporta unas 16 calorías, pero el peligro quizá no esté en las calorías, sino en el efecto que produce en tu cuerpo a nivel celular.

La obesidad no lo es todo

La American Association of Retired Persons (AARP por sus siglas en inglés) señala que las consecuencias del consumo excesivo de azúcar no se limitan a la obesidad, sino que afecta también el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, coadyuva en el desarrollo de la diabetes y deteriora las funciones cognitivas.

Cuando comes esa deliciosa rebanada de pastel o consumes una bebida azucarada el azúcar se absorbe en tu aparato digestivo y, por ende, aumenta el nivel de glucosa en tu sangre. Cuando esto sucede, tu páncreas comienza a secretar insulina.

Lo que le ocurre a tu cuerpo

azucar
Reduce el consumo de azúcar añadida. / Foto: Unsplash

La glucosa no es otra cosa que una fuente de energía, y la insulina es una especie de llave que abre la puerta de las células para que aquella entre y les brinde energía. Cuando comes azúcar en exceso y tus células han absorbido ya la cantidad de glucosa que necesitan, el resto se acumula como grasa alrededor de tus vísceras; por eso se concentra especialmente en el abdomen.

La grasa abdominal suele ser indicativo de un riesgo mayor de desarrollar resistencia a la insulina, un problema común entre los enfermos de diabetes tipo 2 que pueden requerir dosis de insulina adicionales porque su cuerpo ya no puede absorber la glucosa fácilmente.

¿Y el corazón?

Un estudio publicado en la revista especializada Atherosclerosis señala que quienes consumen habitualmente bebidas azucaradas presentan un riesgo 16 por ciento mayor de sufrir daño en las arterias coronarias, con los consabidos efectos en la salud del corazón.

Además, afecta negativamente la conexión entre las células cerebrales, lo que disminuye la capacidad de recordar y la habilidad cognitiva, especialmente en los adultos mayores.

Sin embargo, la AARP no aconseja dejar de consumir todo tipo de azúcar de un tajo, sino reducir al máximo la cantidad de azúcar añadida presente en nuestra alimentación, es decir, la que no proviene de fuentes naturales como frutas y verduras, sino de comida procesada.

En esta nota

elimina el azúcar

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain