Cómo congelar las carnes en casa para ahorrar tiempo y dinero

Existen unas técnicas muy sencillas para preservar nuestras carnes de forma correcta en el congelador que nos ayudarán a ahorrar tiempo y dinero

Hay que congelar bien estos alimentos para conservar sus propiedades. / Foto: Kyle Mackie-Unsplash.

Hay que congelar bien estos alimentos para conservar sus propiedades. / Foto: Kyle Mackie-Unsplash.

Si hacemos un inventario de lo que tenemos en nuestro congelador en este momento, estamos seguros, a no ser de que seas vegetariano, de que la mayoría tendremos carnes congeladas, en segundo lugar algún caldo de verduras; frijoles cocidos, o alguna salsa.

Y es que parece una costumbre comprar cantidades de carne para uno o dos meses, o hasta más, para ahorrar tiempo y dinero.

No obstante, ¿lo estamos haciendo bien?, es decir, ¿estamos congelando nuestras carnes de forma correcta?, ¿en el tiempo adecuado para conservar su textura, color, sabor y nutrientes?

En el libro Los secretos de la congelación de los alimentos se plantea que las carnes crudas se congelan muy bien, siempre y cuando se cumplan una serie de recomendaciones como las que compartiremos contigo a continuación:

¿Cómo congelar la carne?

Las carnes en estado crudo se pueden congelar de tres formas diferentes: en trozos grandes; medianos y pequeños; y en carne molida.

Trozos grandes

Para los trozos grandes, es necesario que estos no excedan del tamaño de la ración que se va a utilizar al cocinar, debido a que descongelar y volver a congelar este alimento puede dañarlo por completo.

Por otra parte, refiere el libro que es muy práctico tener la precaución de congelar paquetes de carne de tal forma que no sean muy voluminosos, debido a que requerirán mientras más grandes, más horas necesitarán para descongelarse.

Igualmente, las carnes deberán protegerse con el material que se considere más apropiado como papel de aluminio, plástico adherible, bolsas de plástico N°1 y 2. Lo importante es que queden bien protegidos para que el frío no queme la carne.

Para descongelar los trozos grandes de carne, lo más recomendable es hacerlo al natural, dentro de la nevera o a temperatura ambiente, porque cualquier aplicación de calor puede cocinarlas un poco.

Trozos medianos y pequeños

Para congelar trozos medianos y pequeños como bistecks, milanesas, medallones, entre otros, se aconseja que no se empaquen pegados.

Al congelar separados los trozos se obtienen varias ventajas: descongelación rápida; sólo se descongela la cantidad que se va a utilizar en ese momento e incluso a medio descongelar se pueden aliñar y empezar a cocinar.

Los materiales prácticos para proteger estos trozos al momento de congelar son: plástico adherible para envolver uno por uno; papel plastificado al cual se le hacen doble en forma de acordeón, colocando los trozos de carne uno en cada pliegue.

Estos paquetes que contienen varios trozos de carne, se les da una segunda protección, introduciéndolos en una bolsa de plástico o un recipiente apropiado, quitando el aire lo mejor posible y cerrando herméticamente para su congelación; se marca y se congela.

Los trozos medianos o pequeños de carne, es conveniente dejarlos descongelar totalmente, debido a que empiezan a perder mucha sangre. Lo ideal es utilizarlos a medio descongelar.

Carne molida

La carne molida es muy práctica para hacer diferentes preparaciones como albóndigas, hamburguesas, rollos y pasteles de carne, salsa boloñesa, en el relleno de berenjenas, calabacines, entre otras.

La mejor forma de congelar la carne molida es introducirla en una bolsa de plástico N°1, -250 gramos por bolsa- y aplanarla con ayuda de un rodillo, dejándola del grosor de un lápiz. La boca de la bolsa se sella o se dobla para que proteja bien la carne y así se congela.

Las bolsas con la carne molida se congelan una sobre otra, poniéndolas sobre una superficie plana dentro del congelador, esto se hace para que se congelen derechas; y así se podrán descongelar con mucha rapidez, conservando una bonita apariencia.

Al momento de descongelar se colocan en la nevera o a temperatura ambiente. Luego se utiliza como usted prefiera.

¿Cuáles son los tiempos de congelación de la carne?

  • Los trozos grandes pertenecen al grupo de alimentos resistentes, por lo que pueden conservarse en el congelador de 4 a 6 meses.
  • Los trozos medianos pertenecen al grupo de alimentos semi-resistentes, por lo que pueden conservarse en el congelador de 2 a 4 meses.
  • Los trozos pequeños y la carne molida pertenecen al grupo de delicados, por lo que pueden conservarse en el congelador de 1 a dos meses.

En esta nota

conservación de alimentos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain