Joven sin cirugías: Rutina natural contra el envejecimiento en 5 pasos

Un método constante y adecuado para cuidar tu rostro puede mantener alejado al cirujano

rutina natural

Esta rutina natural mantendrá tu rostro joven. / Foto: Unsplash

Cuando hablamos de productos de belleza solemos pensar que las marcas más caras pueden tener mejores resultados, pero no siempre es así. Existen maneras de mantenerte joven sin cirugías mediante una rutina natural contra el envejecimiento.

En sólo cinco pasos podrás cuidar tu rostro de los efectos del estrés y los factores ambientales si la sigues con dedicación y constancia. Además, estas sugerencias evitarán que apliques productos sintéticos en tu piel, así que aquí vamos.

¿Qué necesitas?

  • Un limpiador
  • Un exfoliante suave.
  • Un tónico o suero.
  • Una crema hidratante que también ofrezca protección solar.
  • Una crema especial para ojos.

¿Cuál es la rutina?

Antes de empezar te diremos que, si bien puedes elegir tus productos favoritos para combatir la aparición de líneas de expresión en tu rostro, sólo asegúrate de que no contengan parabenos y que su lista de ingredientes parezca sencilla. Aquí también te sugerimos algunas formas de fabricar tus productos en casa.

Limpia

1

Es importante limpiar tu rostro todas las mañanas y todas las noches, pero debes observar muy bien que el producto limpiador que uses no reseque tu cutis. Si esto ocurre, quiere decir que ese limpiador está retirando los aceites naturales de tu piel. Para limpiar usa un jabón suave, aceite de coco o aceite de oliva, o bien una leche limpiadora. Una vez que lo apliques en tu rostro, hazte un suave masaje con las manos limpias, enjuaga con agua tibia y seca con suaves palmaditas.

Exfolia

2
avena
Prueba avena molida finamente. / Foto: Unsplash

Si has llegado a la edad madura, este paso es de especial importancia, pues al exfoliar hacemos que las células de la piel se renueven. Algunos productos cosméticos exfoliantes suelen ser muy agresivos para la piel, al punto que después de usarlos tenemos una sensación de ardor o quemazón. Si es tu caso, para exfoliar te recomendamos usar un poco de sal, canela, café o avena molidos finamente. Todo lo que debes hacer es poner un poco de este polvo en tus dedos y dar un masaje muy suave con movimientos circulares en tu rostro por un par de minutos. Si la irritación continúa, cambia de ingrediente.

Tonifica

3
tonifica
Usa un tonificador comercial o haz el tuyo. / Foto: Unsplash

Al tonificar, lo que hacemos es devolver elasticidad y suavidad a la piel de nuestro rostro. Cuando utilizas un tonificador comercial, verifica que contenga polifenoles, aceites vegetales y omegas. Para hacer uno completamente natural, sólo mezcla:

  • ¼ onza de aceite de semilla de uva
  • ½ onza de aceite rosa mosqueta
  • ½ onza de aceite de jojoba
  • 5 gotas de vitamina E
  • 8 gotas de aceite de geranio

Con ayuda de un algodón y son golpecitos suaves, aplica cuatro o cinco gotas de esta mezcla en tu rostro para tonificarlo.

Protégete del sol

4
sol
Mucho cuidado con el sol. / Foto: Unsplash

Si quieres conservar un rostro joven y lozano, es fundamental que lo cuides de los rayos solares. El sol reseca y deshidrata la piel, por lo que hace que las líneas de expresión aparezcan antes de tiempo. Así que asegúrate que tu crema hidratante de día contenga un factor de protección solar al menos de 15 y otros ingredientes como lanolina, óxido de zinc, omegas, glicerina y ácido hialurónico.

Atención a los ojos

5
ojos
La piel de los ojos es delicada. / Foto: Unsplash

Al ser una de las zonas más delicadas del rostro, los ojos suelen concentrar bolsas y arrugas que cambian tu expresión. Por ello, los ojos requieren un cuidado especial con cremas diseñadas para el efecto. Al buscar una crema para los ojos asegúrate que contenga retinol, colágeno, ácido hialurónico y vitaminas E, C y K, pues estos elementos estimulan la elastina, responsable de la elasticidad de la piel.

Aplícala con suaves golpecitos de tu dedo anular, pues ejerce menos presión que el dedo índice sobre esta delicada zona de tu rostro.

Sigue esta rutina para tu cutis con mucha constancia y te mantendrás lejos del quirófano del cirujano por más años.

En esta nota

envejecimiento

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain