5 maneras creativas y divertidas para que tu hijo coma más vegetales

La Dra. Lisa Hoang, pediatra del Providence Mission Hospital, explicó que puede haber muchas razones por las que su hijo puede rechazar las verduras, desde problemas sensoriales hasta preferencias personales para tratar de afirmar su independencia

que tu hijo coma más vegetales

Cuando los niños cruzan sus brazos, agachan la cabeza y están completamente dispuestos a armar un berrinche ante la mínima insistencia de que prueben la comida, es uno de los momentos más desafiantes para los padres. Crédito: Shutterstock

Lograr que tu hijo coma sano es todo un reto. De hecho, de acuerdo con una encuesta de CS Mott Children’s Hospital casi la mitad de los padres encuestados admiten que tienen un problema con la dieta de sus hijos. Te decimos las 5 maneras creativas y divertidas para que tu hijo coma más vegetales, de acuerdo con pediatras.

Cuando los niños cruzan sus brazos, agachan la cabeza y están completamente dispuestos a armar un berrinche ante la mínima insistencia de que prueben la comida, es uno de los momentos más desafiantes para los padres.

En ciertos casos, a los pequeños no les apetece el alimento o luego de probar un bocado pierden el interés en continuar. Previamente hemos escrito cómo servirle el postre junto a la comida puede ayudarte, según una nutricionista.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La Dra. Lisa Hoang, pediatra del Providence Mission Hospital, explicó a Insider que puede haber muchas razones por las que su hijo puede rechazar las verduras, desde problemas sensoriales hasta preferencias personales para tratar de afirmar su independencia.

Pero nada que se resista al ingenio, puedes probar diferentes cosas:

1. Agrega un aderezo delicioso: la salsa ranch, el hummus o una salsa con queso puede animar a tu hijo a probar las verduras en su plato. Eso sí, no lo hagas indiscriminadamente, asegúrate de mirar el tamaño de la porción, ya que algunas de ellas tienen un alto contenido de grasas y calorías y deben servirse en pequeñas cantidades.

2. Involucra a tu pequeño en el proceso de hacer la comida: hacerlo puede entusiasmarlo con la comida que ayudó a crear. Deja que tu hijo elija las verduras que le gustaría ayudar a preparar y luego llévalo de compras contigo para elegir los productos.

3. Resiste la tentación de sobornar a tu hijo: la Dra. Norma Pérez, pediatra de AltaMed Health Services, sugirió evitar castigar, sobornar o recompensar durante la hora de la comida, ya que esto puede prolongar la fase quisquillosa para comer. La investigación muestra que las recompensas de alimentos pueden enseñar a los niños a ignorar sus señales naturales de hambre y saciedad.

4. Sé un modelo a seguir: los niños tienden naturalmente a imitar a sus padres o cuidadores, así que si quieres que él o ella coman sano, debes hacerlo tú primero, como padre, como el adulto responsable.

5. Disfraza los sabores de los alimentos saludables: agrega vegetales a las salsas para la pasta, guisa la proteína de tu preferencia con aquellos vegetales que nos les parezcan tan atractivos, tritura o raya las zanahorias y mezcla con el puré de papa, por mencionar tres ejemplos.

También te puede interesar:

En esta nota

crianza de los hijos

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain