Comer alimentos que engordan acentúa y provoca dolores en el cuerpo, incluso si tienes buena salud

Investigadores de la Universidad de Texas-Dallas demostraron una dieta rica en grasas durante un período corto de tiempo es suficiente para desarrollar dolencias

Comer alimentos que engordan dolor

La dieta estadounidense por defecto es rica en grasas y alimentos fritos que son la puerta de entrada a una larga lista de enfermedades crónicas y obesidad. Comer alimentos de este estilo puede incluso exacerbar condiciones preexistentes o dificultar la recuperación de una lesión. Crédito: Shutterstock

Investigadores de la Universidad de Texas-Dallas demostraron que comer alimentos poco saludables o que engordan puede desencadenar dolores físicos en el cuerpo en algunas persona, incluso si gozan de buena salud.

Previamente ya estaba establecido que el daño a los nervios y el dolor que se observa en las personas con diabetes u obesidad está relacionado con su estado metabólico.

Ahora, los resultados de este estudio en animales, publicado en la revista Scientific Reports, indican que no es necesario que la obesidad provoque dolor; no necesita diabetes ni necesita ninguna patología o lesión en absoluto.

El coautor, el Dr. Michael Burton, profesor asistente de neurociencia en la Facultad de Ciencias del Comportamiento y del Cerebro de la Universidad de Texas-Dallas, expuso en un comunicado que comer una dieta rica en grasas durante un período corto de tiempo es suficiente para desarrollar dolencias.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

“Una dieta similar a la que comemos casi todos en los EE. UU. en algún momento”

Dr. Michael Burton Profesor asistente de neurociencia en la Facultad de Ciencias del Comportamiento y del Cerebro de la Universidad de Texas-Dallas

La dieta estadounidense por defecto es rica en grasas y alimentos fritos que son la puerta de entrada a una larga lista de enfermedades crónicas y obesidad. Comer alimentos de este estilo puede incluso exacerbar condiciones preexistentes o dificultar la recuperación de una lesión.

El experimento de la investigación consistió en comparar los efectos de diferentes dietas en dos grupos de ratones durante ocho semanas. Uno recibió comida baja en grasas, mientras que el otro fue alimentado con una dieta alta en grasas saturadas.

Los investigadores buscaron grasas saturadas en la sangre de los ratones que consumían una dieta alta en grasas y encontraron que el ácido palmítico, la forma más común de grasa saturada, se une a cierto receptor de células nerviosas que provoca inflamación e imita el daño nervioso.

“Descubrimos que si quitas el receptor al que se une el ácido palmítico, no ves ese efecto sensibilizador en esas neuronas. Eso sugiere que hay una manera de bloquearlo farmacológicamente”, develó Burton.

El autor principal alentó a los profesionales de la salud a considerar los efectos peligrosos de comer alimentos que engordan no solo en pacientes con obesidad o con mayor riesgo de diabetes, sino también en cualquier persona que pueda estar experimentando algún dolor físico.

También te puede interesar:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain