9 remedios caseros con los que insistía tu abuela y que sí están aprobados por la ciencia

Cuando se trata de remedios caseros, tu abuela siempre ofrece su sabiduría

Remedios caseros de tu abuela y avalados por la ciencia

Si hay algo que nunca faltaba en casa de tu abuela eran los vinagres, siempre dispuestos a convertirse en un remedio casero. Crédito: Shutterstock

Tal vez te parecían extraños, rebuscados y hasta causaban gracia, pero ahora la ciencia deja claro que tu abuela tenía la razón: sus remedios caseros sí funcionan. Desde el famoso té de limón con miel y jengibre, hasta tragar azúcar para aliviar el hipo, te presentamos algunos de los “trucos” en los que más insistió tu abuela que probaras y que sí están avalados por expertos.

9 remedios caseros de tu abuela que sí están aprobados por la ciencia


Arcilla y vinagre en un esguince

1

De lo más raro, pero también efectivo. Una mezcla de arcilla roja y vinagre es una de las alternativas caseras para aliviar la hinchazón que provoca un esguince y otras lesiones similares.

De acuerdo a The Herald, este remedio es utilizado por jugadores de fútbol americano de la Chester High School, ubicada en Carolina del Sur, tras sufrir un esguince.

De hecho, el uso de arcilla y vinagre, o la combinación de ambos, es uno de los remedios naturales para tratar una hernia discal.


Té de miel con limón y jengibre

2

El remedio clásico para aliviar la tos, la picazón en la garganta y la irritación. Cuántas veces no insistía tu abuela para que lo tomaras y una investigación publicada en el Korean Journal of Nutrition le da la razón.

Según el estudio, la combinación de los ingredientes te ofrece una bebida que se aboca a fortalecer tu sistema inmunológico.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter


Azúcar para quitar el hipo

3

Quizás pensabas que tu abuela estaba exagerando, pero no. Un estudio difundido desde New England Journal of Medicine demostró que los granos gruesos del azúcar pueden rozar y “cepillar” el nervio irritado que ocasiona el movimiento involuntario del diafragma para provocar el hipo.

Si el hipo insiste, te dejamos otros 7 remedios caseros que también funcionan y rápido.


Chocolate para la tos

4

Aunque no parece haber relación alguna entre el chocolate y un ataque de tos, un estudio publicado en el Journal of Thoracic Disease descubrió que un componente del chocolate amargo (negro) puede ser más efectivo que la propia codeína para calmar la tos seca.


Aceite de oliva para los labios

5

La resequedad en los labios provoca que se agrieten y en tu cocina existe un ingrediente “secreto” para aliviarlos: el aceite de oliva.

Si bien existen cremas hidratantes y labiales destinados a untar en los labios, un estudio publicado en el International Journal of Research in Cosmetic Science, reveló que el aceite de oliva también funciona muy bien.


Papas para las picaduras de insectos

6

Tanto para las quemaduras como las picaduras de mosquitos, tu abuela siempre iba directo a cortar una papa cruda, en rodajas, y colocarla directamente en la lesión.

Pues una investigación difundida en la revista Food and Agriculture Immunology descubrió que las papas son una de las mejores compresas en la piel para aliviar la molestia de las picaduras.


Vinagre para el mal olor en los pies

7

Tanto tu sabia abuela como la Clínica Cleveland tienen claro que remojar tus pies en vinagre blanco es un remedio casero muy efectivo para eliminar el mal olor.

Con tan solo unos 20 minutos, en unos dos o tres sesiones, acabarás con el problema que se origina por la aparición de hongos en los pies.


Gárgaras con agua salada para aliviar la garganta

8

Durante varios segundos y sin tragarla, hacer gárgaras con agua salada te ayudará a aliviar el dolor de garganta. Además, es uno de los 5 remedios caseros para la tos que sí funcionan.


Aloe vera para las quemaduras

9

Cuántas veces no insistió tu abuela en que utilizaras protector solar en la playa o al salir a la calle. Y ya que no obedeciste, también te dijo que al aloe vera puede prepararse como un remedio curativo para las heridas causadas por los rayos sol.

Una investigación publicada en el Journal of the International Society for Burn Injuries respaldó los efectos del aloe vera para aliviar las quemaduras e indicó que con tan solo frotar un poco del remedio en la zona afectada podrás hallar un poco de calma.

Si bien existen muchas otras alternativas, estos “trucos caseros” están avalados por la ciencia, además de ser seguros, siempre que se utilicen con las indicaciones correctas. Recuerda que también sirven para ganar tiempo mientras acudes con un especialista para recibir tratamiento médico convencional.


En esta nota

remedios caseros
Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain