Me gustan dos personas y no sé a quién elegir: 5 estrategias para tomar la mejor decisión

Cuando dos personas te gustan, muestran su mejor faceta y desean tener una relación amorosa contigo, tomar una decisión no es nada fácil. Pero acá te dejamos algunas estrategias que van a ayudarte a elegir lo que es más conveniente para ti

Cómo decidir entre dos personas que te gustan

Si la decisión resulta muy complicada y ambos prospectos te presionan, tal vez la mejor opción es permanecer soltera. Crédito: Shutterstock

Al menos una vez en la vida, a todos nos gustaron dos personas a la vez, una situación que te deja indeciso sobre qué debes hacer o a quién de esos amores debes elegir. Incluso, el escenario puede complicarse aún más si ambos prospectos demuestran su mejor faceta y que realmente desean estar en una relación contigo. ¡Qué dilema!

Tal vez pudieras hacer la lista de “Ross Geller”, esa donde comparó a “Julie” y a “Rachel”, con pros y contras, aunque al final le resultó muy mal. La verdad es que necesitas aplicar tu sabiduría, experiencias y por qué no, el consejo de tus amistades, pero también debes entender que en algunas ocasiones la mejor alternativa es permanecer en la soltería.

Si se trata de elegir entre tu ex y tu novio, el panorama es muy diferente, pero acá te dejamos algunos consejos que puedes aplicar.

Pero si son dos personas que estás conociendo y la pasas de maravilla con ambos, acciona estas 5 estrategias para tomar la decisión correcta, aunque puedas terminar rompiendo algún corazón.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Cómo elegir a tu pareja entre dos personas que te gustan

No pretendas tener toda la información de cada uno

Olvídate de que vas a obtener toda la información de ambas personas para tomar una decisión. De hecho, hay muchos detalles que conocerás únicamente después que elijas a tu pareja y compartas con mayor exclusividad.

Querer saberlo todo sobre ellos puede provocarte frustración y dificultad para avanzar en lo que realmente deseas.

Quizás no se trata de elegir

2

Aunque suena contraproducente, esta es una estrategia muy sabia. Si ambos prospectos te están ofreciendo momentos saludables, quizás no se trate de elegir, sino apreciar quién se atreve a dar el paso definitivo.

Esta táctica podría dejarte algunos prejuicios de terceras personas, alegando que estás jugando con los sentimientos de ambos, pero no es necesario que lo veas en este sentido. Tan solo estás a la espera de que uno de los dos tome la decisión de pedirte formalmente que seas su pareja.

Aclárate en lo que tú deseas

3

Esto es clave. Sin pensar excesivamente en ellos, disfruta de un momento a solas donde puedas aclarar tus sentimientos, pero sobre todo lo que realmente deseas en una relación de pareja.

Una vez que lo hagas, es seguro que tu panorama estará más ajustados, reconociendo las bondades de ambos prospectos y ver si coinciden con lo que tú quieres.

Escucha tu corazón

4

Una estrategia que está muy asociada con la anterior, puesto que debes diferenciar dos cosas importantes para tomar una decisión: lo que deseas vs lo que te conviene.

Tu corazón se mueve de emociones, así que aplícalo para identificar cómo te sientes en compañía de cada uno.

También es válido que compares sus cualidades atractivas: cómo besan, quién aprovecha más su físico, cuál de los dos es más seguro, con quién te sientes más representada o quién te atrae más desde el punto de vista sexual (no pases por alto este detalle).

Toma tu decisión en un momento propicio

5

Esto significa que no elijas a uno porque acabas de atravesar un momento difícil con el otro. Recuerda que obtener la información de ambos se basa en virtudes y defectos, pero detectar una desventaja no implica una sentencia.

Ten cuidado con las emociones impulsivas que, creyendo que estás tomando la mejor decisión, estarías optando por una desacertada.

Considera que una decisión tomada puede romperle el corazón al otro, pero no es algo que puedas controlar del todo, así que no dejes que eso frene tu elección.

Asimismo, si consideras que estás haciendo daño o seleccionar a uno es realmente difícil, recuerda que siempre puedes mantenerte soltera, al menos mientras lo sigues pensando.

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain