Cómo tener amor propio en una relación de pareja: 6 consejos vitales

Cuando manejas una relación desde la satisfacción personal y plenitud, vas a poder complacer las necesidades de tu pareja. Te ofrecemos 6 consejos fundamentales para que puedas cultivar y practicar tu amor propio

Cómo tener amor propio en una relación de pareja

El amor propio es un derecho que nadie puede restringirte, así que jamás lo pierdas por "sacrificio" en una relación de pareja. Crédito: Shutterstock

“En nuestra cultura latina fuimos criados para ser buenos y no felices”, así lo expresa el psicoterapeuta venezolano Carlos Fraga, conductor de programas de autoayuda como La vida es hoy y Fraga en buena onda. Es por ello que en una relación de pareja tiendes a cultivar el sacrificio y la idea de “tú me haces feliz y yo te hago feliz”, dejando tu amor propio en un plano muy lejano.

Cuando te preguntas ‘por qué me engancho con personas que no me hacen feliz’, una de las respuestas está precisamente en esa noción que tienes acerca de lo que es una relación de pareja. “Nadie, nunca, viene a hacerte feliz cuando tú no te has hecho feliz”, señala Fraga.

“Cuando tú pones en alguien la expectativa de que te haga feliz, lo más seguro es que te decepcione, porque es una carga que nadie va a querer llevar, y si dice que quiere hacerlo no va a saber cómo”, explica el psicoterapeuta.

Por tales motivos es indispensable que aprendas a manejar tu relación de pareja desde el amor propio, porque en base a esa satisfacción personal es que vas a poder complacer las necesidades de tu pareja. No propiamente deseos, ojo, sino necesidades.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

6 consejos de amor propio que debes aplicar en tu relación de pareja

Actúa acorde a tus necesidades, no tus deseos

1

Cuando te centras en lo que necesitas y no tanto en aquello que deseas, y que no sabes cómo obtenerlo, tus patrones de comportamiento son más saludables.

Al aplicar este ejercicio mental y emocional, impides que haya un anclaje con el pasado, eres consciente de tus satisfacciones y carencias (fundamental), agradeces por lo que tienes y desarrollas la calma.

En el caso de tu pareja aplica lo mismo: amar no significa que cumplas sus deseos (caprichosos o no), sino que le facilites sus necesidades.

Siempre guarda espacio para tu apariencia

2

Dedicarte a tu apariencia es “acariciar” tu cuerpo y consentir tu mente. Esta es una rebanada de amor propio que nadie debe restringirte, porque absolutamente nadie lo hará por ti.

Para sentir plenitud en una relación de pareja es vital que cuides tus necesidades básicas, porque a partir de esas satisfacciones personales puedes estar en disposición para la otra persona.

Practica tus actividades favoritas, dedica tiempo para ti, prioriza tu alimentación y tu descanso. Esto no es algo que se cuestione, es algo que mereces siempre.

Establece límites

3

En cualquier relación afectiva, de pareja o familiar, deben existir los límites. Como por ejemplo en las redes sociales, donde necesitas establecer límites hacia tu privacidad.

Cuando aprendes a decir “no” en función de tu salud física, mental y espiritual estás imponiendo un límite que siempre es necesario. ¿Cuesta? Claro, porque tienden a ser distorsionados con la falta de amor. Como amas, no pones límites, y no, falso.

Asimismo, permite que tu pareja establezca sus límites y cúmplelos. A menos que pacten lo contrario en un momento puntual.

Detecta y desaprueba las conductas tóxicas

4

No te calles nunca ante cualquier gesto o conducta que te parezca tóxica. No solo porque atentas contra tu amor propio con la permisividad, sino que con el tiempo se normalizan.

Cuando detectes algo tóxico de tu pareja desaprúebalo, comunícalo y elimínalo. Es muy probable que la persona con la que compartes una relación no se entere de sus mismos comportamientos nocivos, por lo que la comunicación es fundamental.

Y si definitivamente estás con una persona tóxica que no desea mejorar, acá te dejamos el “método de la roca gris” que te ayudará a escapar de ella.

Perdónate

5

Ser responsable de una acción negativa no implica que debas castigarte severamente ni eternamente. Aprende a pedir perdón una sola vez, dos veces cuando mucho si es algo muy grave, pero después dedícate a perdonarte a ti.

Una de las base vitales del amor propio está en saber perdonarte, en entender la diferencia entre remordimiento y arrepentimiento. Perdonarte es una de las claves para la paz y la plenitud, que no tienen nada que ver con la felicidad.

Acepta y suelta lo que no puedes controlar

6

Es el fundamento más importante del amor propio: acepta y suelta cualquier problema que humanamente no puedas controlar. Esto implica los que pertenecen a tu pareja, porque hacerlos tuyos no es sinónimo de amor ni sacrificio, sino frustración.

Siempre podrás aportar una idea, una solución y apoyo, pero no indica que visceralmente debas convivir con el problema, porque en ese punto dejas de ayudar y pierdes tu amor propio.

Además de aplicar estos consejos de amor propio, también te ofrecemos 7 ejercicios diarios, cotidianos, que van a fortalecer el afecto mutuo con tu pareja. “Cuando tú eres feliz y tu ser amado es feliz, ambos se convierten en ratificadores de esa felicidad. Ese es el camino que debes buscar”, asegura el psicoterapeuta Carlos Fraga.

En esta nota

problemas de pareja

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain