Cómo la contaminación del aire puede desencadenar enfermedades neurológicas

Un estudio de la Universidad de Birmingham e instituciones chinas relacionó la inhalación de partículas finas que escapan de los sistemas de protección del cuerpo y permanecen más tiempo en el cerebro, con el riesgo de enfermedades neurológicas

enfermedades neurológicas contaminación del aire

Este estudio arroja nueva luz sobre el vínculo entre la inhalación de partículas y cómo se mueven posteriormente por el cuerpo y las posibles repercusiones en la salud. Crédito: Shutterstock

La contaminación del aire es un problema serio ya que podría desencadenar enfermedades neurológicas y neurodegenerativas en las personas expuestas a él, indica un estudio de la Universidad de Birmingham, Reino Unido.

La investigación, que contó con la participación de instituciones chinas, señaló una posible vía directa utilizada por partículas finas inhaladas a través de la circulación sanguínea con indicaciones de que, una vez allí, permanecen más tiempo en el cerebro que en otros órganos metabólicos principales.

Hallaron varias partículas finas en líquidos cefalorraquídeos humanos tomados de pacientes que habían experimentado trastornos cerebrales, descubriendo un proceso que puede resultar en partículas tóxicas que terminan en el cerebro.

“Hay lagunas en nuestro conocimiento sobre los efectos nocivos de las partículas finas en el aire sobre el sistema nervioso central. Este trabajo arroja nueva luz sobre el vínculo entre la inhalación de partículas y cómo se mueven posteriormente por el cuerpo”

Iseult Lynch Coautora del estudio y profesora de la Universidad de Birmingham

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

El estudio, que se publicó en la revista PNAS, mostró que las partículas finas viajan desde los pulmones hasta el cerebro a través del torrente sanguíneo, estas escapan de los sistemas de protección del cuerpo, incluidas las células inmunitarias y las barreras biológicas.

Estudios previos ya han señalado un fuerte vínculo entre los altos niveles de contaminación del aire y la neuroinflamación y otras enfermedades como la presión arterial alta, riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Asimismo, se investiga como causa de infertilidad en hombres. El problema ambiental habría reducido el recuento de esperma y la motilidad desde la década de 1970.

Por otra parte, los niños que viven en ciudades con mayor contaminación del aire y tienen poca exposición a espacios verdes tienen 62% más de riesgo de desarrollar Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

También te puede interesar:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain