Hígado graso: 5 alimentos que debes incorporar a tu dieta para limpiarlo

Hay alimentos que pueden promover la salud de este del hígado graso, te decimos 5 de ellos para que los incorpores a tu dieta

hígado graso

Las razones por las que podrías tener un hígado graso pueden ser por un consumo excesivo de alcohol o por razones no alcohólicas, que determina un médico después de checar todos tus exámenes. Crédito: Shutterstock

El hígado es un órgano que cumple con más de 500 funciones en el cuerpo y mantenerlo saludable es de suma importancia para tu salud. Te decimos 5 alimentos que debes incorporar a tu dieta para limpiarlo cuando en él se acumula grasa.

Se trata de uno de los órganos más grandes e importantes del cuerpo de una persona. Tiene aproximadamente el tamaño de una pelota de fútbol y pesa alrededor de 3 libras en promedio.

Casi toda la sangre del cuerpo de una persona pasa por el hígado. Este órgano se encarga del almacenamiento de nutrientes; eliminar productos de desecho y células desgastadas de la sangre.

Además, se ocupa del filtrado y procesamiento de productos químicos en alimentos, alcohol y medicamentos; y de producir bilis, una solución que ayuda a digerir las grasas y eliminar los productos de desecho.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Definitivamente no somos conscientes de todas las funciones que el hígado está constantemente haciendo para mantener al cuerpo funcionando, pero es nuestra responsabilidad mantenerlo funcionando de manera óptima.

Las razones por las que podrías tener un hígado graso pueden ser por un consumo excesivo de alcohol o por razones no alcohólicas, que determina un médico después de checar todos tus exámenes.

Hay alimentos que pueden promover la salud de este órgano, te decimos 5 de ellos para que los incorpores a tu dieta y tengas un hígado sano.

  1. Ajo: El ajo, tiene un alto contenido de alicina, que tiene efectos hipolipemiantes, antioxidantes y que ayudan a eliminar los radicales libres.

La nutricionista Grace Fjeldberg de la Mayo Clinic recomienda aplastarlo y luego consumirlo para aprovechar sus propiedades.

  1. Manzana: roja, amarilla o verde tienen un alto contenido en fibra, lo que la hace una gran aliada a la hora de cuidar el hígado. Su cantidad de vitamina C actúa como antioxidante y protege a las células de daños externos.
  2. Brócoli: este vegetal crucífero ayuda a neutralizar elementos nocivos que puedan afectar su funcionamiento.
    Además, este tipo de alimentos ayudan a reducir la síntesis del colesterol.
  3. Limón: una fruta caracterizada por su acidez al gusto y alcalinidad al organismo. Contiene una gran cantidad de vitamina C concentrada, flavonoides, carotenoides y otros compuestos bioactivos que combaten el daño oxidativo y protegen el hígado.
  4. Aguacate: como una fuente de grasas saludables, que puede ayudar a la protección del hígado y la depuración de sustancias nocivas o innecesarias.

Al final se trata de tener una alimentación equilibrada, elige bien tus alimentos. Tratando de que sean lo menos procesados posible o limitando su consumo a porciones moderados.

Sigue leyendo:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain