Hígado enfermo: Desarrollan nuevo método no invasivo para evaluar riesgos

Científicos de la Universidad Médica de Viena desarrollaron un nuevo método no invasivo para evaluar riesgos de la enfermedad hepática crónica con una resonancia magnética funcional

Hígado enfermo, Estar Mejor

Confirmaron que la puntuación de imágenes funcionales del hígado (FLIS) es extremadamente útil como complemento y/o reemplazo de los procedimientos invasivos existentes para estimar la gravedad y el riesgo de mortalidad. Crédito: Shutterstock

Científicos de la Universidad Médica de Viena (MedUni Viena) desarrollaron un nuevo método no invasivo para evaluar los riesgos y predecir complicaciones en la enfermedad hepática crónica o un hígado enfermo.

Se trata de una resonancia magnética funcional que combina un sistema de estratificación de riesgo simple, la puntuación de imágenes funcionales del hígado (FLIS) y el diámetro esplénico.

Los resultados del estudio, publicados recientemente en el renombrado Journal of Hepatology, confirmaron que la puntuación de imágenes funcionales del hígado (FLIS) es extremadamente útil como complemento y/o reemplazo de los procedimientos invasivos existentes para estimar la gravedad y el riesgo de mortalidad.

El grupo multidisciplinario de investigadores del Departamento de Imágenes Biomédicas y Terapia Guiada por Imágenes y el Departamento de Medicina III de MedUni Viena examinó y analizó pacientes de la clínica ambulatoria de cirrosis hepática en el Hospital Universitario de Viena.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

FLIS se evalúa mediante imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) utilizando un agente de contraste específico para el hígado y se representa en una escala de 0 a 6 puntos.

El estudio encontró que los pacientes con enfermedad hepática avanzada y un FLIS bajo (0-3 puntos) o un FLIS alto (4-6 puntos) pero un bazo grande (>13 cm de diámetro) tenían un riesgo 3.2 veces mayor de complicaciones asociadas con el hígado. en comparación con pacientes con un FLIS alto (4-6 puntos) y bazo pequeño (≤13 cm).

Además, independientemente del tamaño del bazo, los pacientes con un FLIS bajo (0–3 puntos) tenían un riesgo de muerte 8.5 veces mayor en comparación con aquellos con un FLIS alto (4–6 puntos) y bazo pequeño (≤13 cm).

La relación reafirma lo que ya de antes se sabía: los pacientes con enfermedad hepática crónica a menudo tienen presión arterial alta en el sistema circulatorio aguas arriba del hígado.

También te puede interesar:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain